Matas se sentará el viernes en el banquillo para su último juicio


El expresidente del Govern balear Jaume Matas, que cumple condena por el caso Nóos, se sentará el próximo viernes en el banquillo de la Audiencia de Palma para una vista previa del último juicio en su contra por corrupción, el de la pieza 16 del caso Palma Arena.

Matas comparecerá ante un tribunal de la sección primera de la Audiencia junto a cuatro de los que fueron sus subordinados: el ex director general de Deportes José Luis Ballester, la ex secretaria general técnica de la Conselleria de Relaciones Institucionales, Jane King, y el gerente del consorcio del Palma Arena, Jorge Moisés.

Ballester y King están acusados por la Fiscalía de prevaricación, delito que el ministerio público atribuye también a Moisés, al que imputa además cohecho.

Sin embargo, la Fiscalía no aprecia delito en Matas, que se sentará en el banquillo, al menos hasta la vista previa, por la acción de la Abogacía de la Comunidad Autónoma, que en su escrito de acusación le atribuye fraude a la administración y prevaricación y solicita para él 2 años y medio de cárcel.

Los hechos objeto de juicio se refieren, por un lado, a la adjudicación irregular de numerosos contratos por parte de los departamentos autonómicos de Relaciones Institucionales y Deportes a la empresa Nimbus, prácticas en las que estarían presuntamente implicados Matas, King y Ballester, y, por otro lado, al cobro de comisiones de Nimbus por parte de Moisés.

La Abogacía regional pide para Jane King la misma pena que para Matas, los 2,5 años de cárcel y 10 de inhabilitación, para Ballester, que ha colaborado en la investigación, pide seis meses de cárcel sustituibles por 540 euros de multa.

En el caso de Jorge Moisés, la acusación particular ejercida por la Abogacía de la Comunidad le responsabiliza de cohecho pasivo, falsedad y malversación de fondos públicos y solicita penas que suman 11 años de cárcel. Plantea como alternativa al delito de cohecho la calificación de tráfico de influencias, lo que dejaría la petición de condena total de 7 años de cárcel.

En cuanto a las responsabilidades civiles, reclama 58.346 euros de forma solidaria para Matas y King, 11.621 entre el expresidente y Ballester y que se condene a Moisés a abonar 55.973 euros.

La Fiscalía acusa a King, Moisés y Ballester de prevaricación, con sendas solicitudes de pena de inhabilitación para empleo y cargo público durante 10 años y al exgerente del consorcio del Palma Arena le atribuye además cohecho y pide una condena de 5 años de cárcel.

El PP, que estaba personado en la causa, desistió de ejercer acusación.

Matas, que cumple condena por la sentencia del caso Nóos, fue absuelto el 10 de abril en un juicio en el que estuvo acusado, el del llamado caso Turisme Jove, y el pasado julio fue condenado a diez meses de prisión por la presunta manipulación para adjudicar la construcción del hospital de Son Espases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.