Dos peatones fallecen tras ser atropellados en el Paseo Marítimo


La conductora del vehículo que el pasado viernes arrolló a dos peatones en el Paseo Marítimo, uno de los cuales falleció en el lugar de los hechos, ha manifestado ante el juez que se quedó dormida al volante.

La mujer, detenida por la Policía Local de Palma, pasó ayer a disposición judicial tras permanecer una noche arrestada en los calabozos de San Fernando. El juez de guardia decretó su puesta en libertad con cargos.

Tras el siniestro, a los equipos de atestados de la Policía les llamó la atención el hecho de que en la zona del atropello no había marca de frenada. Por esta razón, centraron sus investigaciones en averiguar si el atropello se debió a un despiste.

La conductora se quedó dormida

El coche circulaba en sentido Porto Pi cuando, en el paso de cebra situado frente al Auditorium, la conductora del vehículo perdió el control e invadió la acera. Recorrió unos veinte metros de la misma, arrancando a su paso señales de tráfico, una papelera y llevándose por delante a los dos transeúntes.

Tras ser sometida a las pruebas de alcoholemia y drogas, la mujer dio negativo en todas ellas.

Como consecuencia del siniestro, una mujer de 35 años que caminaba por la acera en el Paseo Marítimo falleció en el lugar del atropello. El otro peatón, un hombre de 30 años, fue trasladado en estado crítico en el hospital de Son Espases, donde permanece ingresado.

Debido a la gravedad de las heridas, la mujer perdió la vida después de que, durante cerca de una hora, los facultativos médicos desplazados hasta la zona le practicasen sin éxito maniobras de reanimación cardiopulmonar.

En el Paseo Marítimo se produjo un amplio despliegue de la Policía Nacional, la Policía Local, los Bomberos de Palma. Acudieron también varias ambulancias, que atendieron de inmediato a los peatones.

Una de las ambulancias trasladaron al hombre a Son Espases, mientras que varios sanitarios permanecieron en la zona intentando reanimar a la mujer. Lamentablemente, al final no pudieron hacer nada por salvar su vida.

La unidad de atestados de la Policía Local se hizo cargo de investigar las causas del atropello.

2 Comentarios

  1. Está claro que la mejor manera de matar a alguien sin pagar por ello es usando un coche, un abogado y una excusa ridicula

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.