La deuda española en manos extranjeras toca máximos y supone casi el 46,2 %
Imagen del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE


La deuda española en manos de inversores extranjeros se aproximó a cierre de mayo a los 453.000 millones de euros, cifra que representa casi el 46,2 % del total y que supone un nuevo registro histórico en pleno contexto de negociación política tras las elecciones generales y autonómicas.

Según los últimos datos actualizados por el Tesoro Público, los inversores foráneos aumentaron significativamente sus posiciones en deuda española en comparación con abril, cuando sumaron 443.934 millones de euros, esto es, la segunda cantidad más alta de la serie, que se remonta a 2002.

En un año, estos inversores han elevado su apuesta por los títulos nacionales un 8,2 %, lo que equivale a 37.409 millones de euros, frente a los 415.530 que marcaron en el mismo periodo de 2018 coincidiendo con la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy que permitió la llegada al poder de Pedro Sánchez.

Para los analistas, los números confirman el auge de la renta fija como alternativa en situaciones en las que la inestabilidad del entorno, fruto de la incertidumbre política, aumenta de forma exponencial los riesgos de invertir en bolsa.

De este modo, sostienen los expertos, el mercado de deuda se ha perfilado como el perfecto refugio en contextos como el actual, difícilmente predecible no sólo en España, donde la falta de claridad podría abocar al país a nuevos comicios en los próximos meses, sino también en el resto del mundo.

Muestra de ello son las dudas sobre el «brexit» y las continuas tensiones entre Estados Unidos y China a cuenta de la guerra comercial, fricciones que han marcado el comportamiento de las rentas durante todo el primer semestre al convertirse en el «caldo de cultivo perfecto para intimidar» tanto a compañías como a inversores, apunta el despacho de abogados Baker McKenzie.

A finales de mayo, la deuda española ascendía a 980.968 millones de euros, una cuantía que se aproxima a la del PIB español, en torno a los 1,2 billones de euros al término del año pasado.

Sobre el resto, el Banco de España volvió a repetir como segundo máximo tenedor de títulos nacionales, con 213.859 millones de euros (un 21,8 % del total), su nivel más elevado y que refleja un incremento del 4,2 % respecto a doce meses antes.

Acto seguido se encuentran las entidades de crédito residentes, cuya inversión en este tipo de deuda alcanzó los 159.700 millones de euros, un 16,28 % del total.

Sin embargo, los datos consultados por Efe reflejan la moderación de la que han hecho gala unos bancos ávidos de plusvalías en mayo, mes en el que su actividad inversora se redujo el 0,7 % respecto a abril y un 6,2 % frente a los históricos 170.176 millones de euros de marzo.

En cuarta posición están las aseguradoras, que en el quinto mes del 2019 incrementaron su posición en deuda estatal hasta los 96.332 millones (9,82 % del total), esto es, un 4,1 % más en términos interanuales.

La siguiente tabla ofrece la distribución por tenedores del total de la deuda del Estado, que comprende letras, bonos y obligaciones en circulación a 31 de mayo de 2019:

Tenedor Importe (en millones) Proporción

—————————————————————–
—————————————————————–
Entidades de crédito 159.670 16,28 %
Banco de España 213.859 21,8 %
Entidades de seguros 96.322 9,82 %
Fondos de pensiones 14.693 1,5 %
Fondos de inversión 26.958 2,75 %
Otras (financieras) 651 0,07 %
No financieras 1.441 0,15 %
Personas físicas 1.421 0,14 %
Administraciones Públicas 13.015 1,33 %
No residentes 452.939 46,17 %

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.