La Guardia Civil ha detenido a tres hombres que, desde principios del verano, habrían cometido gran cantidad de hurtos en el interior de comercios de varias localidades de Mallorca.

Tras conocer que se estaban llevando a cabo estas sustracciones, la Guardia Civil inició una investigación dirigida a identificar y detener a sus responsables. Tras recabar numerosos testimonios y pruebas, el Instituto Armado logró determinar la identidad de los integrantes del grupo.

En una de las vigilancias a las que fueron sometidos, los agentes los sorprendieron cuando los supuestos autores intentaban cometer un nuevo hurto.

El modus operandi era siempre el mismo. Un hombre y una mujer que se hacían pasar por turistas accedían a los comercios, mientras el tercero esperaba en un coche estacionado en las inmediaciones.

Quienes entraban en el establecimiento provocaban entonces, de forma deliberada, una situación de estrés y confusión en propietarios y clientes.

En ese momento, la pareja aprovechaba para sustraer cualquier objeto de valor que hallasen sobre los mostradores, tanto del local comercial como de los clientes. Entre ellos, terminales móviles, carteras o dinero en metálico.

Tras llevar a cabo un registro en la vivienda en la que residían, en Palma, los agentes hallaron diferentes teléfonos móviles, ordenadores portátiles y prendas utilizadas para la comisión de los delitos.

La investigación ha constatado que los implicados enviaban a su país de origen, Rumanía, la mercancía robada a través de una empresa de paquetería. Posteriormente recibían el dinero en efectivo.

La Guardia Civil ha esclarecido hasta un total de siete delitos esclarecidos. No obstante, los investigadores continúan analizando los efectos recuperados puesto que la cantidad de hurtos podría ser mayor.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.