petrolero iraní Grace 1
Reuters


La Policía de Gibraltar ha detenido al capitán del petrolero iraní ‘Grace 1’, acusado de violar las sanciones dictadas por la Unión Europea sobre Siria, y se ha incautado de diversos documentos y aparatos electrónicos.

«La investigación aún está en marcha y el ‘Grace 1’ continúa apresado», ha dicho el cuerpo de seguridad en un comunicado difundido este jueves.

La Marina británica abordó el pasado 5 de julio en el estrecho de Gibraltar al buque iraní ante la sospecha de que podía estar transportando crudo a una refinería siria, burlando así las sanciones de la UE.

Los tripulantes del superpetrolero –en su mayoría indios, aunque también hay paquistaníes y ucranianos– han sido interrogados como testigos por su relación con el barco, de bandera panameña. Además, el fiscal general de Gibraltar consiguió el pasado viernes una orden del Tribunal Supremo para ampliar el periodo de detención del ‘Grace 1’ durante 14 días.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha advertido a Reino Unido de que tendrá que afrontar las «consecuencias» por haber interceptado y confiscado el superpetrolero. «Se darán cuenta de las consecuencias más tarde», ha dicho a las autoridades británicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.