Brexit
DPA


Un Brexit sin acuerdo reduciría 0,5 puntos porcentuales el PIB español si se hace de forma ordenada, pero el impacto podría alcanzar hasta 0,9 puntos porcentuales de PIB si se hace de forma desordenada, según estiman desde el Consejo General de Economistas (CGE).

Así se ha puesto de manifiesto en el VIII Seminario Ibérico de Economistas, presentado por el presidente del CGE, Valentín Pich, y el bastonário da Ordem dos Economistas de Portugal, Rui Leão Martinho, quienes han advertido de que España y Portugal se verán «muy afectados» por la salida de Reino Unido de la UE en diversos sectores, especialmente en materia de turismo, ya que una salida de la Unión Europea sin acuerdo y desordenada, cada vez «más posible», crearían disrupciones de las cadenas productivas e inestabilidad financiera.

En el caso concreto de España, los economistas estiman que un Brexit sin acuerdo reduciría 0,5 puntos porcentuales el PIB español, si se hace en forma ordenada, y en 0,9 puntos porcentuales si se hace de forma desordenada, ya que las exportaciones españolas de bienes y servicios dirigidas a Reino Unido suponen el 3,3% del PIB, porcentaje algo inferior a la exposición media de la zona euro, pero más elevado que los porcentajes, por ejemplo, de Francia o Italia.

En el ámbito de los servicios, avisan de que afectará principalmente en el turismo, puesto que Reino Unido constituye el primer mercado emisor a España, con un 23% de entradas de turistas y volumen de gastos, aunque en 2018 han disminuido ligeramente las entradas, pero se ha elevado el gasto.

En cuanto a las exportaciones de bienes, han indicado que Reino Unido es el quinto socio comercial de España y representa cerca del 7% del total, concentrando las ventas en bienes de consumo e intermedios, destacando automóviles, alimentos y bebidas y tabaco, entre los bienes del consumo.

No obstante, estiman que la mayor vulnerabilidad se concentra en el comercio al por mayor, la fabricación de vehículos de motor y la agricultura, si bien depende de las características específicas de las empresas. En términos generales, las empresas que comercian con Reino Unido son comparativamente más grandes y productivas, lo que podría contribuir a amortiguar, en parte, el impacto potencial negativo del Brexit.

En cuanto a los servicios no turísticos, destacan las telecomunicaciones y los servicios financieros, seguidos de transporte y servicios de empresariales, lo que viene a corroborar la importancia de la implantación de grandes empresas multinacionales españolas en el mercado británico.

Por último, sobre los servicios financieros y bancarios apuntan que es mayor el riesgo crediticio de las entidades bancarias, que además se sitúa muy por encima de la que presenta la banca de países como Alemania, Francia o Italia.

LAS CONSECUENCIAS EN PORTUGAL

En 2017, 16.000 empresas españolas exportaron bienes y servicios a Portugal, y 6.700 empresas portuguesas exportaron a España; en ambos casos, un 20% más que en 2016. En cuanto a España, vende más a Portugal que a América Latina en su conjunto.

Respecto a las consecuencias del Brexit en Portugal, los economistas señalan que los éxitos macroeconómicos del país luso en los últimos años en materia de empleo (6,3%) y de déficit (0,2%) se están viendo golpeados por la salida de un cliente prioritario de la Unión Europea, ya que las consecuencias del Brexit para la economía portuguesa afectan a los pilares de la recuperación del país en los últimos años, como son las exportaciones y el turismo, de los que el mercado británico es esencial, en ambos casos.

Para Portugal, como en el caso de España, los economistas subrayan que el turismo británico es el primer mercado emisor con un porcentaje similar al de España y, en cuanto a las exportaciones portuguesas a Reino Unido, los sectores más afectados son el automóvil, el textil, calzado, agroalimentario y los productos informáticos, siendo aquel país el cuarto mercado para las ventas de bienes portugueses.

De hecho, los economistas avisan de que algunos de estos sectores ya han perdido un importante volumen de exportaciones, como es el caso del textil con una reducción de 50 millones de euros desde el referéndum de junio de 2016. También el calzado y el vino de Oporto se han «desplomado» en este periodo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.