El exconseller de Interior, José María Rodríguez (PP), ha sido condenado a tres años y seis meses de prisión por el ‘caso Over’, que trata sobre el uso de fondos públicos para beneficiar a Over Marketing, empresa que se encargó de las campañas electorales del PP de Baleares en el 2003 y 2007.

En concreto, la sentencia de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado al también exsecretario general del PP en las Islas por un delito de prevaricación, en concurso con delito de fraude, malversación de caudales y falsedad documental. También le impone una inhabilitación durante nueve años. Sin embargo, le absuelve del otro delito de prevaricación y fraude por el que estaba acusado.

El expresidente del Govern, Jaume Matas, que también estaba investigado en el caso, llegó a un pacto con la Fiscalía por el que admitió haber cometido delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos y prevaricación. A este pacto también se adhirió Daniel Mercado –el dueño de Over Marketing–.

En concreto, Matas ha sido condenado a dos años y seis meses de prisión, que serán sustituidos por una multa de 18.000 euros. Inicialmente, el Ministerio Fiscal le pedía cinco años de cárcel. A Mercado, por su parte, también se le sustituye la pena de prisión –dos años y nueve meses– por una multa. En este caso, de 5.400 euros.

En esta pieza separada, la número 27 del ‘caso Palma Arena’, también estaba acusada la exsecretaria general técnica de Conselleria de Interior, Maria Luisa de Miguel, que ha sido absuelta.

Sin embargo, la exjefa de prensa de la Conselleria de Salud, María Luisa Durán, ha sido condenada por un delito de prevaricación a siete años de inhabilitación. Se le absuelve del delito de fraude y de negociaciones prohibidas.

La exdirectora general de Tecnología Encarnación Padilla –cuñada de Matas–, que se acogió al acuerdo de conformidad antes del juicio, ha sido condenada por el delito de fraude a la administración a siete meses de prisión. La pena se sustituye por 3.360 euros de multa.

EL PP, RESPONSABLE CIVIL DIRECTO

Por otra parte, la Sala condena al PP como responsable civil directo por lo que deberá pagar de manera solidaria junto a Rodríguez, Matas y Mercado una cantidad de 9.048 euros.

Sobre esto, la sentencia recoge que «es claro que el pago de deudas electorales con fondos públicos» genera un «enriquecimiento ilícito» a favor del deudor que «satisface con dinero público obligaciones de índole totalmente distinta».

La resolución, firmada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma, no es firme y, por lo tanto, cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

Cabe recordar que en su informe final, el fiscal Anticorrupción Juan Carrau expresó que en la elaboración de la campaña electoral del PP de Baleares se generó «una deuda» y que parte de esta se solventó mediante «un pago irregular», abonándose, en parte, también por «contrataciones públicas». Aseveró, asimismo, que «en todo esto intervino Jose María Rodríguez en su condición de secretario general y presidente del PP de Palma».

Por su parte, Rodríguez se declaró inocente, negando haber hecho «pagos en B», haberse reunido alguna vez con el propietario de Over Marketing o que el expresidente Matas, le ordenase contratarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.