Noguera


Prevaricación, lesiones por imprudencia grave y profesional, contra los derechos de los trabajadores y dejadez de funciones. Son los delitos en los que, según expone un integrante de los Bomberos de Palma en una denuncia recién interpuesta en los Juzgados de la capital balear, habrían incurrido el alcalde, Antoni Noguera, la regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, y el jefe del cuerpo, Manuel Nieto, por no subsanar las deficiencias en materia de prevención de riesgos laborales que desde hace años padecen los Bomberos, lo que, según el trabajador, provocó el accidente laboral que sufrió en febrero de 2018.

En su denuncia, a la que ha tenido acceso Crónica Balear, el denunciante, quien como consecuencia del incidente tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de un hombro, permanecer en estado de convalecencia y seguir un tratamiento médico que en la actualidad continúa, asevera que el suceso tuvo lugar cuando se encontraba atendiendo la orden de revisión diaria para el correcto funcionamiento de los vehículos y las máquinas. Al proceder a comprobar el motor de un alternador, constató que no se ponía en marcha eléctricamente, por lo que tuvo que emplear excepcionalmente su mecanismo manual de arranque, sin lograr accionarlo pese a los múltiples tirones que realizó y al dolor que le provocaba cada movimiento infructuoso.

Según señala, el manual de instrucciones de la máquina no estaba a disposición de los trabajadores el día del siniestro -el denunciante afirma que la primera vez que se adjuntó el manual fue en el informe del servicio de prevención posterior al accidente-, mientras que las indicaciones de peligro pegadas a la máquina no estaban enespañol, sino en alemán. Fue posteriormente cuando constató que éstas alertaban de que, de dejar de seguir las pautas, el aparato podía ocasionar lesiones graves como la rotura de huesos, fracturas, moretones y torceduras.

El trabajador asevera que su denuncia va dirigida contra Noguera, Pastor y Nieto por ser los responsables de la estructura organizativa en materia preventiva del Consistorio a tenor del acuerdo municipal que establece la organización de la actividad preventiva, las funciones y las responsabilidades en base a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Real Decreto 39/1997, que aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

Es más, el denunciante apunta que a todo ello se suma un agravante por parte de la regidora y el jefe de Bomberos: en 2015, ambos firmaron una Instrucción de Servicio en la que comunicaban la publicación de la Evaluación de Riesgos de los Equipos de Trabajo en los Bomberos de Palma, sin que en 2018 se hubieran corregido las deficiencias detectadas y, por tanto, continuaba sin cumplirse el plan de actuación de la Evaluación el día del suceso.

En concreto, el escrito se apoya en un informe de la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social que determina que la causa del accidente se debió, de este modo, a la falta de información y formación sobre la forma de actuar, toda vez que el dictamen requiere al Ayuntamiento que garantice la aplicación de la Evaluación de Riesgos Laborales del Parque de Bomberos y que estos reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos de trabajo según las instrucciones del fabricante y las formas de utilización anormales y peligrosas que puedan preverse.

Como consecuencia del siniestro, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento confeccionó un informe de subsanación de deficiencias en el que, como acción correctora, señalaba que, “si se tuviera que arrancar el equipo manualmente, debían seguirse las indicaciones establecidas en el manual de instrucciones del equipo de trabajo”. Instrucciones que, recrimina el bombero, no podían atender debido a su redacción en alemán. De hecho, el plan de Evaluación de Riesgos recalca que los trabajadores deben disponer de las indicaciones en español y establece que los manuales deben estar a disposición de los empleados para que durante el montaje, instalación y utilización puedan seguir sus instrucciones.

La denuncia precisa que no fue hasta el pasado 3 de abril cuando el jefe de Bomberos firmó una instrucción de servicio en la que indicaba el procedimiento a seguir para arrancar la máquina causante del accidente, incluyendo el arranque manual, sin que desde el día del suceso se hubiera adoptado medida alguna en prevención de riesgos laborales.

Se trata de una situación que los Bomberos de Palma están denunciando durante esta legislatura. Tal y como han puesto de manifiesto públicamente, algunas de las deficiencias que sufren son la presencia de camiones sin cinturón de seguridad, cascos caducados, material de escalada incompatible entre sí y la falta de protocolos de actuación y de descontaminación tras una intervención, sin que hasta el momento hayan sido atendidas sus peticiones.

Precisamente, el pasado 24 de abril un centenar de bomberos se concentró a las afueras del parque central de Son Malferit a fin de exigir medidas urgentes dirigidas a hacer frente a las carencias que padecen y que ponen en riesgo su seguridad a la hora de actuar. La Agrupación Profesional de Bomberos de Palma (APBP) aludía ese día a la situación “catastrófica” con la que trabajan, a la formación “totalmente inexistente por la que el Ayuntamiento ya ha sido condenado judicialmente” y al incumplimiento “flagrante” de la ley de Prevención de Riesgos laborales.

2 Comentarios

  1. Y a ver si se investiga también al denunciante, su historial médico, molestias de antes y lo que ha estado haciendo mientras se encotraba de baja y….vaya pieza!!!!

  2. A ver si también se denuncia a todos esos políticos ,en su mayoría del pp, que han robado tantos millones al país. hipócritas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.