Desalojan la urbanizaciónokupa de Son Güells, en Palma
Los «okupas» que fueron desalojados de Son Güells, en Palma a finales de abril han vuelto a las andadas al entrar de nuevo en edificios vacíos para establecer en ellos sus viviendas. Según J.S, quien quiere permanecer en el anonimato y que es uno de los principales denunciantes de la situación, «el desalojo de familias gitanas okupas fue de una parte que solo afectaba al 70% de los que viven ilegalmente en Son Güells».
En un escrito dirigido a Crónica Balear, J.S. señala que en cuanto fueron desalojados «los capos ocuparon un edificio entero de pisos de lujo a punto de entregar y llegaron a extorsionar al propietario para sacarle una suma importante de dinero». Esgrimían la amenaza de no abandonar su nueva ubicación. Según explica el presidente del residencial, «son gente peligrosa a la que están investigando por banda criminal»

AL DÍA SIGUIENTE QUITARON LOS PRECINTOS Y VOLVIERON A ENTRAR

Además, continúa, al día siguiente de desalojarlos con orden judicial «lo primero que hicieron los gitanos fue quitar los precintos, cambiar las cadenas y los candados y seguir entrando allí a sus anchas».
J.S. asegura que no ha parado de denunciar esta situación desde el año 2012 «tanto a la Policía Municipal, al Distrito de Levante, a Administración de Fincas, a los partidos que gobiernan a los que están en la oposición… » También explica que ha comunicado todo lo que veía día a día y, hasta la fecha «nadie ha hecho absolutamente nada, ni se han puesto en contacto conmigo»
Cada vez que ha habido un intento de desalojo los «okupas» se apropian de otro edificio, y así será «hasta que no lo tiren todo abajo, y entonces volverán a encontrar otro sitio».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.