Al paso por su último tramo, por Paseo Mallorca, nadie lo diría, pero el Torrent de Sa Riera está repleto de plásticos y chatarra que pueden convertirse en un tapón que lo haga desbordar con las lluvias. Eso en el peor de los casos porque,en el mejor, toda la suciedad irá a parar al mar.

La Asociación de vecinos de Son Dameto se ha quejado varias veces de la situación a través de las redes sociales. Un vecino de la zona explica que en la parte alta del torrente, aquella que va paralela al Camino de Jesús, se ha establecido un campamento rumano. Estos «nuevos vecinos» recogen todo lo que pueden de los contenedores de Palma, es habitual verlos con carros y largos palos hurgando dentro de ellos. Luego llevan la chatarra hasta esta zona donde «la destripan para sacar cualquier material que se pueda vender y el resto lo tiran ahí».

Los vecinos están preocupados porque la suciedad no hace más que aumentar día a día sin que nadie haga nada por solucionarlo.

Crónica Balear  ha contactado con el ayuntamiento de Palma para preguntar si son conocedores de esta situación, si tienen previsto limpiar el torrente y, lo más importante, si instarán a los habitantes del poblado rumano a depositar la basura donde corresponde. El ayuntamiento ha remitido a este medio a un portavoz de EMAYA quien ha explicado que la limpieza de esta zona no es responsabilidad de la empresa municipal sino del Área de Infraestructuras, de esta manera nos ha remitido, de nuevo, a llamar al ayuntamiento.

En relación al tema del asentamiento y en declaraciones en exclusiva a Crónica Balear, la Policía Local ha explicado que conocen este campamento desde hace tiempo y que, como no está en un solar privado ni se ha denunciado para que se desaloje, no se puede intervenir.

Su labor en estos casos consiste en acudir al asentamiento con un asistente social para realizar una especie de «censo»: saber cuántas personas hay y si están bien. También se controla que no haya nadie buscado por la justicia, que no haya objetos robados, y que no se estén aprovechando de la luz y el agua públicos. Además se les hace un reconocimiento para constatar que  están bien de salud y, si hay niños, se comprueba que están bien cuidados y que van al colegio.

En numerosas ocasiones se les ha ofrecido utilizar los servicios sociales para acceder a una vivienda o ir a un centro de acogida, pero los habitantes del campamento se niegan a hacer uso de estas opciones.

1 Comentario

  1. Aquest desgovern des despropòsit només dedica dobbés a es catalanisme invasó y a guañà sas pròtsimas eleccions y mentres, tot lo demés no es necesari! pensau-lo es prótsim 26, que votà a gent que mos fòt constantement no es de llógica ni d’inteligens.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.