Conmoción en el mundo de deporte por la muerte del fotógrafo Serafín López


El mundo del deporte de contacto está conmocionado por la noticia de la muerte de Serafín López Artigues, el hombre de 45 años que ayer encontró la Guardia Civil flotando en aguas de Cala Morlanda.

Mario Solano es técnico de ambulancia y se encarga de los dispositivos sanitarios en los encuentros de boxeo y kick boxing. Conocía muy bien a Serafín, fotógrafo profesional que dedicaba mucho de su tiempo libre a retratar este mundo.

«Solía hacer muchos reportajes de bodas, bautizos y comuniones, como es natural en su profesión, también trabajaba en el bar del polideportivo de Son Servera, donde vivía, pero su pasión era el boxeo y el deporte de contacto» explica Mario conmocionado «era una persona… todos lo conocíamos… nos hemos quedado que no sabemos por dónde pillarlo».

Serafín era un habitual en las veladas de boxeo, en los campeonatos de kick boxing y en cualquier evento que tuviera que ver con estos deportes. «Estaba muy implicado con los jóvenes de la Federación de Boxeo_explica Mario_ los fotografiaba no sólo para promocionarlos sino para ayudarles moralmente, para darles apoyo, y lo hacía sin cobrar ni un céntimo».

MARIO SOLANO: «CUANDO VI LA FOTO DE SU DESAPARICIÓN, NO ME LO PODÍA CREER»

En declaraciones en exclusiva para Crónica Balear Mario Solano afirma que el trabajo de Serafín era muy importante para ellos. «Era una persona simpática, educada, siempre dispuesto a ayudar en lo que fuera…cuando vi la foto de su desaparición no me lo podía creer, trabajo en emergencias así que ya podía imaginar el desenlace de una desaparición así».

Como fotógrafo disfrutaba retratando la naturaleza, el mar, los paisajes, los animales… «además era capaz de conseguir que alguien a quien no le gustara que le sacaran fotografías, posara y saliera bien» sonríe Mario «y no sólo eso, un buen fotógrafo tira entre 300 y 400 fotos de un evento… él asistía a los combates y a las jornadas, hacía esas fotos, las seleccionaba, las retocaba… si le pedías que la pasara a blanco y negro, por ejemplo, siempre decía que sí… y lo hacía con una sonrisa, siempre dispuesto a ayudar y a no cobrar por su trabajo».

El mundo del deporte de contacto ha perdido a uno de sus fotógrafos más altruistas y apasionados. Según Mario Solano, todos los que le conocían le rendirán un sentido homenaje en el próximo encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.