La Policía Local ha detenido a un vendedor ambulante que vendía réplicas falsificadas de pañuelos, bolsos, cinturones y otros complementos de diversas marcas.

El hombre, de procedencia nigeriana y 39 años de edad, ofrecía sus artículos a los clientes de las terrazas de la zona de Atarazanas. En un momento dado observó a dos agentes motorizados y, entrando en pánico, echó a correr hacia Paseo Sagrera. Los agentes iniciaron la persecución, que el detenido trató de obstaculizar tirándoles bolsas de plástico con sus pertenencias, con el objetivo de hacerlos caer de las motos.

Todo finalizó a la altura del Consolat de Mar, donde pudieron dar alcance y detener al vendedor ambulante por un presunto delito contra la propiedad industrial. El hombre estaba tan nervioso que se le ofreció la asistencia de una ambulancia, cosa que denegó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.