La asociación de profesores ‘PLIS. Educación, por favor’ ha acusado este jueves al conseller de Educación, Martí March, de «obligar a los padres a firmar que respetarán un proyecto lingüístico que no conocen» para poder matricular a sus hijos en los centros escolares.

En un comunicado, la plataforma ha argumentado que la Ley de Normalización y una sentencia del Tribunal Supremo obligan a las autoridades educativas a incluir en los impresos de solicitud de centro la opción de lengua de primera enseñanza en catalán o en castellano, pero en Baleares en los impresos no se incluye «la posibilidad de ejercer ese derecho».

«Mediante la firma de esta solicitud, hago constar que conozco el proyecto educativo y el proyecto lingüístico de los centros que he seleccionado y que los respetaré», es la frase incluida en los impresos para solicitar la matriculación de los alumnos.

El problema es que «muy pocos centros de infantil y primaria tienen publicados sus proyectos lingüísticos en sus webs», según ha indicado ‘PLIS’, que ha denunciado este hecho ante la Comisión para la Resolución de Reclamaciones en materia de Acceso a la Información Pública.

Por ello, la asociación considera que la Conselleria de Educación «chantajea a muchos padres» y les fuerza a «mentir» y «firmar, por miedo a no poder matricular a sus hijos en el centro deseado, que conocen un proyecto lingüístico que no pueden conocer porque no está publicado tal como exige la ley».

Ante esto, ‘PLIS’ ha exigido que los impresos se corrijan eliminando la frase y añadiendo dos casillas para que los padres puedan elegir lengua de primera enseñanza, «tal y como exige la Ley de Normalización Lingüística».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.