Manifestaciones en Rusia contra las restricciones en Internet
Reuters


Miles de personas se han manifestado este domingo en Moscú y otras dos ciudades rusas para protestar contra un endurecimiento de las restricciones sobre Internet en la que es ya la mayor movilización en años en la capital rusa.

En la marcha han participado unas 15.300 personas, según la organización independiente White Counter, dedicada a contabilizar la participación en manifestaciones. La Policía de Moscú rebaja a 6.500 esta cifra.

El mes pasado el Parlamento apoyó introducir mayores controles en el acceso a contenido de Internet con el argumento de evitar una injerencia extranjera en Rusia, pero algunas voces han vinculado esta iniciativa a una política de «telón de acero» para Internet que busca reprimir la disidencia.

La manifestación de Moscú se ha producido en la avenida Académico Sajarov, custodiada estrechamente por la Policía, donde se ha montado un escenario en el que ha habido discurso. Además se han coreado consignas como «Saca tus manos de Internet» o «No al aislamiento. Detengamos el ataque al Internet en Rusia».

«Si no hacemos nada, será mucho peor. Las autoridades seguirán adeante y el rebasaremos el punto de no retorno», ha argumentado un manifestante de 28 años, Dimitri, que ha declinado dar su nombre completo.

En Twitter, varios activistas han informado de la detención de hasta 15 personas durante la manifestación de Moscú y de la confiscación de pancartas y globos. Sin embargo, la Policía no ha informado de arresto alguno.

La manifestación ha tenido eco además en las ciudades de Voronezh –en el sur– y Jabarovsk –en el este del país–. Ambas convocatorias recibieron permiso de las autoridades. También en San Petersburgo se han concentrado unos cuantos manifestantes sin autorización.

En los últimos años las autoridades han lanzado varias iniciativas para limitar las libertades en Internet y bloquear el acceso a páginas y servicios de mensajería como Telegram. La última normativa ha superado ya una de las tres lecturas necesarias en el Parlamento y busca obligar a que todo el tráfico pase por nodos controlados por el Estado.

La segunda lectura está prevista para el mismo mes y, si vuelve a ser apoyada, deberá ser ratificada por la Cámara Alta del Parlamento y luego firmada por el presidente, Vladimir Putin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.