Boeing 737 MAX
Contacto


El FBI se ha unido a la investigación criminal abierta en Estados Unidos sobre la certificación del modelo 737 MAX 8 de Boeing después de los accidentes registrados en Etiopía e Indonesia, según informa el diario local ‘The Seattle Times’ citando una fuente familiarizada con el asunto.

La investigación está siendo supervisada por la división criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y se suma a la abierta por el Inspector General del Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés) sobre la certificación que realizó la Agencia Federal de Aviación (FAA) del modelo 737 MAX 8.

Además, el Inspector General del Pentágono ha anunciado que abrirá una investigación interna tras recibir una denuncia contra el secretario interino de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, por un presunto trato de favor a Boeing, según informa Reuters.

En concreto, la investigación buscará determinar si Shanahan, ex ejecutivo de Boeing, violó las reglas éticas al presuntamente promover a Boeing mientras estaba en el cargo.

En el marco de la crisis que afronta el fabricante americano, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha nominado a Stephen Dickson, antiguo ejecutivo de Delta Air Lines, como titular de la cuestionada Administración Federal de Aviación (FAA) en sustitución del interino Daniel Elwell.

El Departamento de Transporte de Estados Unidos ha encargado además una auditoría formal sobre el proceso de certificación para este modelo de avión después de que se haya cuestionado su sistema de estabilización MCAS –Sistema de Aumento de las Características de Maniobras– presuntamente relacionado con ambos accidentes.

Los investigadores del accidente del Boeing 737 MAX en Etiopía hace ocho días, que se saldó con 157 muertos, han hallado sorprendentes similitudes con el avión del mismo modelo que se estrelló en octubre en Indonesia, a causa del cual murieron 189 personas.

Desde Boeing han trasladado su compromiso de colaboración plena en todas las investigaciones abiertas. Además, la compañía está a punto de finalizar una actualización del software del 737 MAX, así como la correspondiente formación para pilotos de este modelo que abordará los problemas descubiertos tras la investigación del accidente del vuelo 610 de Lion Air.

Un equipo técnico de Boeing está proporcionando asistencia a los investigadores de la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía, que será la que determine el momento oportuno para desvelar más detalles una vez se descodifique la información de la Grabadora de Voz en Cabina (CVR) y del Registrador de Datos de Vuelo (FDR).

Asimismo, la compañía trabaja en estrecha colaboración con la FAA, con el Departamento de Transporte estadounidense y con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte del país en los temas relacionados con ambos accidentes desde octubre del año pasado, cuando ocurrió el accidente de Lion Air.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.