Carlota Casiraghi, Jon Kortajarena, Javier y Carlos Bardem mundo
EP


Hoy es el día del sueño y hoy es el día en el que los jóvenes de todo el mundo se unen a un huelga y a una campaña sin precedentes donde piden cuidado y que se acometan acciones para frenar el cambio climático.

Cada vez son más centros escolares en los que se promueven iniciativas de reciclaje y se fomentan actividades comprometidas con el medio ambiente como la reducción de residuos. Estos talleres de compostaje, en unión con diversos ayuntamientos de la geografía española, tienen el objetivo de enseñar y cumplir con los requisitos de la Unión Europea: «Para el año 2020 deberemos separar correctamente el 5% de los biorresiduos gracias a la instalación de contenedores marrones en las ciudades donde se separarán los biorresiduos (huesos, espinas, cáscaras, peladuras, restos de frutas, verduras, carnes, pescados, posos de café, frutos secos…) y descubrir paso a paso cómo se convertirá en compost», explican desde La Fundación Escolapias Montal, uno de los centros donde se está llevando a cabo esta iniciativa.

Aun así, «Reciclar no es suficiente, no está frenando el problema y, por eso, es necesario que las empresas generen menos producción plástica y más alternativas, como los envases rellenables o los sistemas de retorno», reivindican desde Greenpeace que este 15 de marzo impulsa el hastagh #FridaysForFuture.

Y es que hay muchos gestos que tenemos que cambiar y saber como afectan a la salud de las personas y como afectan y afectarán a nuestros hijos.

La exposición prolongada a la contaminación atmosférica provoca la muerte prematura de más de 38.000 personas anualmente en España y según La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba que en 2016 fallecieron 600.000 niños por infecciones agudas de las vías respiratorias bajas causadas por aire contaminado.

Este fin de semana pasado veíamos a Greenpeace y al modelo y actor Jon Kortajarena junto a cientos de personas, participando e invitando a la recogida de plásticos en la playa de Ereaga de la localidad vizcaína de Getxo, dentro de la campaña ‘Maldito Plástico’ de la organización ecologista. Una iniciativa que se ha vuelto viral como la de ‘Trashtag Challenge’ que recorre todo el mundo -esperemos que no solo estos días- donde miles de personas han salido no solo a playas sino a calles y montes para recoger las ingentes cantidades de basura que vamos dejando día tras día. En el mar tiene un gran impacto para el ecosistema tanto para los peces como para los corales y para las personas aunque se desconozca.

Según la empresa de cosmética Caudalie, 14.000 toneladas de restos de protectores solares se quedan en los mares, incluso los problemas que reside en el cuerpo humano la nano inhalación de algunos de los componentes permitidos.

A día de hoy, la supervivencia de los arrecifes de coral está amenazada. En los últimos 30 años, el 27% ya se ha perdido para siempre. Minimizar el impacto medioambiental es vital y empresas dermocosméticas como Pierre Fabre intentan ayudar a reducir el impacto mediombiental y contribuir a la recuperación del ecosistema. Además de preocuparse por la innovación y la tecnología, de las texturas, fórmulas, sin siliconas los equipos de investigación trabajan en cuidar y respetar el medioambiente: «Como el mantenimiento de la biodiversidad es esencial, los Laboratorios dermatológicos Avène hemos decidido asociar el proyecto PUR PROJET en torno a un programa sociomedioambiental que participa en la regeneración de los corales marinos con el fin de preservar el ecosistema marino. Este proyecto, puesto en marcha en Indonesia, permite la creación y la restauración de los arrecifes coralinos», explican desde la compañía.

JAVIER Y CARLOS BARDEM, Y LOS PROBLEMAS DE LOS HURACANES: «LO QUE OCURRE EN EL OCÉANO ANTÁRTICO DETERMINA NUESTRO CLIMA, AQUÍ, EN CASA»

Los actores Javier y Carlos Bardem también llevan una lucha sinigual para preservar el Antártico y Javier Bardem viene a explicar lo que ya en otros momentos os hemos contado en CHANCE, como la madre tierra se revuelve dándonos un aviso.

Cada cierto tiempo la madre tierra se revuelve con huracanes y demás fenómenos atmosféricos, por la cantidad de emisiones dañinas que emitimos entre todos. Así lo contaban los Bardem el pasado octubre e 2018.

«2.603.806 personas ya han firmado por la creación de la mayor zona protegida del planeta en el mar de Weddell, en el océano Antártico. El objetivo era conseguir una firma, un apoyo, por cada kilómetro cuadrado a proteger, 1’8 millones de firmas antes de la reunión política en la que 50 países decidirán si apoyan o no la creación de esa zona protegida. (..) Y aún podéis uniros muchos más firmando en la página de @greenpeace_esp o en protecttheantarctic.org.

Tenemos que luchar por nuestro planeta, entender que en muchos aspectos ya lo hemos dañado de manera irreversible y que debemos unirnos, presionar juntos a quienes tienen el poder político para tomar decisiones, para detener y revertir el cambio climático y la destrucción medio ambiental.

Entender que el planeta es un solo organismo vivo, que las fronteras y divisiones son sólo un desdichado invento del ser humano, que lo que ocurre en el océano Antártico determina nuestro clima, aquí, en casa.

Nunca huracanes tan fuertes y tan frecuentes habían golpeado las costas americanas. Nunca un huracán había golpeado la Península Ibérica. Y todo se debe a un calentamiento de muy pocos grados en el océano Atlántico, la fábrica de huracanes. Es solo un ejemplo de esta interconexión entre partes de un mismo organismos».

Sin embargo, a pesar de ser caras relevantes no siempre consiguen su propósito:

«¡Malas noticias! Los gobiernos reunidos estos días en Tasmania no han logrado llegar a un acuerdo para crear un gran Santuario Antártico. La propuesta ha sido respaldada por 22 de los 25 gobiernos miembros de la Comisión del Océano Antártico, pero era necesario consenso. Han sido China, Rusia y Noruega los países que han votado en contra del santuario. Casi tres millones de personas en todo el mundo apoyaban la creación de este santuario, que se hubiera convertido en la mayor área protegida del planeta. ¡Seguimos trabajando para conseguirlo!», explicaba preocupado en sus redes Javier Bardem.

CARLOTA CASIRAGHI, PREOCUPADA POR EL FUTURO DE SU HERMANA ALEXANDRA Y EVIDENTEMENTE DE SUS HIJOS…

No solo Kortajarena o los Bardem, también Carlota de Mónaco quiere concienciar y contribuir a otra de las iniciativas que en este caso propone la diseñadora y amiga Stella McCartney plantando regalando la plantación de un árbol a alguien y retando -porque con la invitación no debe ser suficiente- a otra persona para que se anime a plantar y retar a otra y seguir esta bonita cadena. La diseñadora tiene muy claro el contribuir con el planeta y ha lanzado esta bonita iniciativa para ayudar a Canopy Planet, una ONG dedicada a la protección del Ecosistema Leuser, en Indonesia y realizando una donación por cada dedicatoria publicada.

Según explica McCartney en un primer vídeo, dicho área forestal es la última del planeta en la que cohabitan elefantes, rinocerontes, orangutanes y tigres juntos y, en estos momentos, se encuentra amenazada.

Carlota Casiraghi no ha dudado no solo en animarse al reto sino en contribuir con un vídeo sabiendo de su relevancia:

«Hoy me uno a la campaña de Stella McCartney There She Grows, dedicandole mi árbol a mi hermana Alexandra y retando a mi amiga Alexia a participar. La fundación de Stella hará una donación para salvar un árbol en su nombre. Ayúdanos a crear conciencia en lo que se refiere al Leuser Ecosistema al dedicar un árbol con el hashtag #ThereSheGrows», explica la hija de Carolina de Mónaco.

Estos son solo algunos ejemplos de como se puede contribuir.

Con un poquito que pusiéramos todos de nuestra parte ayudaríamos a la preservación del ecosistema y que nuestros hijos tuvieran un futuro mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.