Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC


Mercedes-AMG ha inaugurado su oferta de modelos de altas prestaciones de la nueva generación del GLE introduciendo el GLE 53 4MATIC+, un todocamino con motor electrificado de seis cilindros y 435 caballos de potencia, y programas de conducción específicos de AMG.

Este nuevo modelo destaca por su diseño «deportivo» y carácter «dominante». En el exterior, está equipado con la calandra del radiador específica de AMG, con 15 barras verticales cromadas y, en su interior, presenta característicos detalles en color rojo, concretamente en los asientos, tapizados en cuero Ártico/microfibra Dinámica negro.

En cuanto a la propulsión, el GLE 53 4MATIC+ está equipado con un motor electrificado con 3,0 litros de cilindrada y sobrealimentación doble mediante un turbocompresor por gases de escape y un compresor adicional eléctrico. Acelera de 0 a 100 kilómetros hora en 5,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 kilómetros hora, limitada electrónicamente.

El motor desarrolla 435 caballos de potencia y su alternador EQ Boost puede entregar hasta 16 kilovatios de potencia adicionales, asumiendo al mismo tiempo la alimentación eléctrica de la red de a bordo de 48 voltios.

El alternador arrancador EQ Boost es un componente central de la red de a bordo de 48 voltios. Junto a su función como generador eléctrico, asume también tareas de propulsión híbrida, lo que permite reducir el consumo en una medida que, hasta ahora, estaba reservada a
la tecnología híbrida de alto voltaje, según la firma automovilística.

El GLE 53 4MATIC+ ofrece siete programas de conducción: «Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+» e «Individual», que se completan con dos ajustes específicos para vehículos todoterreno denominados «Trail» y «Arena». El sistema AMG Dynamic Select adapta algunos parámetros del vehículo, como la respuesta del motor y el cambio, la curva característica del acelerador y de la dirección, la amortiguación del tren de rodaje y el sonido.

También está equipado con tracción integral completamente variable, el cambio automático de 9 marchas, y el tren de rodaje con
suspensión neumática AMG Active Ride Control, basado en el sistema AMG Ride Control+ y con estabilización electromecánica del balanceo incluida.

El GLE 53 4MATIC+ ofrece al conductor la posibilidad de registrar circuitos y trayectos abiertos propios, y memorizarlos para la captación de datos de la conducción. Gracias a un algoritmo de nuevo desarrollo que determina la posición del vehículo con la mayor exactitud posible, el AMG Track Pace reconoce incluso desviaciones no previstas utilizando para ello los sensores instalados en el vehículo.

Además, la aplicación adicional para ‘smartphone’ amplía la funcionalidad del AMG Track Pace en estos recorridos, añadiendo opciones como una grabación de vídeo, funciones para personalizar los vídeos y las fotos tomadas, y la posibilidad de compartir la vivencia en las redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.