Juan Guaidó
Rafael Hernandez/dpa


España, Francia, Alemania y Reino Unido han hecho efectivo este lunes su ultimátum y han reconocido a Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela con el objetivo de que convoque elecciones presidenciales en el país, arrastrando consigo a varios estados miembro más.

Estos cuatro países habían dado a Nicolás Maduro un plazo de ocho días el pasado 26 de enero para que convocara elecciones presidenciales, alertándole de que de lo contrario reconocerían a Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como presidente del país.

El primero en dar el paso ha sido el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien ha comparecido en el Palacio de la Moncloa para anunciar el reconocimiento a Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela con el objetivo de que convoque elecciones presidenciales “en el menor plazo de tiempo posible”.

“Es el pueblo de Venezuela quien tiene que decidir su futuro”, ha defendido Sánchez, que ha confiado en que Guaidó pueda convocar elecciones “libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones”, en las que los venezolanos voten “sin miedo, sin presiones y sin amenazas”.

También el presidente francés, Emmanuel Macron, se ha mostrado en la misma línea. “Francia reconoce a Juan Guaidó como ‘presidente encargado’ para implementar un proceso electoral”, ha escrito el presidente francés en su Twitter. “Los venezolanos tienen el derecho a expresarse libre y democráticamente”, ha sostenido.

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha unido al reconocimiento desde Tokio, donde se encuentra de visita oficial. “Guaidó es la persona con la que se debe hablar” de la convocatoria de elecciones presidenciales, ha señalado. “Esperamos que inicie lo más pronto posible un proceso electoral”, ha agregado.

En este sentido, ha recalcado que Guaidó es “el presidente interino legítimo desde el punto de vista alemán y de muchos socios europeos”. “Esperamos que este proceso se produzca de forma relativamente rápida y natural”, ha añadido.

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha subrayado que “Nicolás Maduro no ha convocado elecciones presidenciales en el plazo de ocho días que habíamos fijado”, por lo que Reino Unido ha optado por reconocer al titular de la Asamblea Nacional “como presidente interino constitucional hasta que puedan celebrarse elecciones creíbles”.

REINO UNIDO HABLA DE POSIBLES SANCIONES

En medio de la incertidumbre sobre qué sucederá ahora con los países que han reconocido a Guaidó y los pasos siguientes, un portavoz de Theresa May ha ido más allá y ha adelantado que Reino Unido podría adoptar sanciones. “Estamos analizando qué pasos adicionales podemos emprender para garantizar la paz y la democracia en Venezuela, incluido mediante sanciones”, ha señalado.

El ministro de Exteriores maltés, Carmelo Abela, ha señalado en Bruselas que la UE está evaluando “la posibilidad de más sanciones”. “Nuestra intención es que haya más sanciones sobre ciertos individuos, más que contra sectores que podrían afectar a la población”, ha declarado a Reuters, en referencia al sector petrolero. “Estamos centrados sobre todo en ciertos individuos”, ha aclarado.

Otro de los países que se ha sumado con rapidez al reconocimiento del líder opositor como presidente interino ha sido Austria, pese a que fue uno de los estados miembro que más reticencias había expresado a dar este paso inicialmente.

“El régimen de Maduro se ha negado hasta la fecha a aceptar unas elecciones presidenciales libres y justas. Por este motivo, consideramos desde este momento a Guaidó como presidente interino legítimo, de conformidad con la Constitución venezolana”, ha defendido el canciller, Sebastian Kurz, en su Twitter.

Al reconocimiento se han ido sumando con el paso de las horas otros estados miembro como Dinamarca, Letonia, Lituania, República Checa, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Finlandia, Portugal y Polonia. En todos los casos han dejado claro su interés en que Guaidó pueda organizar elecciones libres y democráticas en Venezuela.

NO HABRÁ DECLARACIÓN CONJUNTA DE LA UE

Sin embargo, el asunto sigue generando división entre los Veintiocho, como ha quedado palpable en Bruselas, donde los ministros de Exteriores de la UE no han sido capaces de pactar una declaración común de apoyo pero sin reconocimiento a Guaidó.

“No habrá declaración común”, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas, mientras que una fuente diplomática de la UE ha confirmado que Italia ha sido “el único” país que no ha aceptado el texto.

En el borrador de declaración, al que ha tenido acceso Europa Press, el bloque se limitaba a reiterar su apoyo a Guaidó. “La UE reafirma su apoyo a la Asamblea Nacional y su presidente y los Estados miembro individuales reconocerán al señor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela en conformidad con sus prerrogativas nacionales y procedimientos internos”, rezaba el documento que no ha podido ser consensuado.

El Gobierno de Italia, conformado por el Movimiento 5 Estrellas y la Liga, se ha mostrado especialmente reticente a reconocer a Guaidó, hasta el punto que el presidente de la República, Sergio Mattarella, le ha solicitado que emulen a sus socios europeos.

El jefe de Estado ha puesto en valor el “estrechísimo vínculo” entre Italia y Venezuela y ha defendido que este hecho “nos exige sentido de responsabilidad y claridad sobre una línea compartida con todos nuestros aliados y nuestros socios”.

Según Mattarella, ante la elección que se plantea “no puede haber ni incertidumbre ni dudas” puesto que se trata de elegir “entre la voluntad popular y la petición de una auténtica democracia por una parte, y por otra la violencia de la fuerza y el sufrimiento de la población civil”.

También ha rechazado el reconocimiento de Guaidó Irlanda. Su ministro de Exteriores, Simon Coveney, ha explicado que su país está de acuerdo con la petición formulada por la UE la semana pasada de pedir elecciones “libres y justas” en Venezuela.

En el caso de Grecia, otro de los países reticentes a reconocer al líder opositor como presidente interino, ha optado por una vía intermedia. Así, su ministro de Exteriores alterno, George Katrougalos, ha dicho que Atenas admite y respeta “el papel de la Asamblea Nacional y de su presidencia para preparar las elecciones”, pero no ha reconocido formalmente a Guaidó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.