Margalida Durán


La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Margalida Durán, ha anunciado que los ‘populares’ llevarán al Pleno de Cort la dimisión del alcalde de Palma, Antoni Noguera, «por atrincherarse en su despacho» en relación a la querella interpuesta por Fevitur por la prohibición del alquiler turístico en plurifamiliares de Palma.

Así se ha expresado Durán en una rueda de prensa en la que ha criticado la «doble vara de medir» de los partidos del Pacte en Cort, en referencia a PSOE, MÉS y Podemos, al ser «incapaces de aplicarse su propio listón moral».

En este sentido, Durán ha recordado que los ‘Acuerdos por el Cambio’ prevén la puesta a disposición del cargo a la evaluación de una comisión de seguimiento y ha afirmado que su creación «no les consta» a la par que ha subrayado que el código ético del Pacte «es un ejemplo de la gestión de buenas palabras y hechos contrarios».

«Es la primera vez que la ciudad tiene a su máximo representante imputado, el PP es coherente y respeta la presunción de inocencia, por lo que si sigue o no como regidor lo debe decidir su partido, pero lo que es incuestionable es que no puede continuar como máximo representante de la ciudad», ha espetado Durán.

Además, la ‘popular’ ha señalado que Noguera está imputado por un delito de prevaricación por «la presunta fabricación de un informe para vestir una decisión política, algo muy lejos de la persecución política a la que alude Noguera» y ha censurado que la izquierda «únicamente respete las decisiones judiciales cuando afectan a otros partidos».

En la misma línea, Durán ha censurado la política de vivienda en Palma al considerar que «no se ha hecho absolutamente nada» y e ha referido a la «eliminación del programa Palma Habitada, la renuncia a construir pisos sociales en la antigua prisión y a los inexistentes avances en la construcción de 830 viviendas en Son Busquets».

«IMPOSICIÓN DEL CATALÁN»

Por otro lado, Durán ha criticado la licitación del servicio de dinamización lingüística para promoción del catalán en barriadas como las de Pere Garau, Camp Redó, Son Roca o Son Cladera por 81.000 euros.

«Estamos ante el enésimo contrato ideológico de la legislatura, es evidente que Pere Garau, Camp Redó o Son Roca tienen otras prioridades que no son las de la imposición del catalán».

Finalmente, Durán ha anunciado que el PP presentará una proposición en el próximo pleno en la que instará a Cort a «paralizar el proceso de licitación por atentar contra los principios de libre elección de la lengua y equidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.