Un equipo de rescate minero de Asturias se desplaza a Totalán para las tareas de localización de Julen
ALEX ZEA


Un equipo de rescate minero de Asturias se desplaza hasta la localidad malagueña de Totalán para colaborar en las tareas de localización de Julen, el niño de dos años que el pasado domingo cayó a un pozo; en concreto en la realización de un túnel lateral.

Según ha explicado el portavoz de la Guardia Civil, Bernardo Moltó, tal y como adelantó la subdelegada del Gobierno, María Gámez, se ha optado por realizar una galería lateral a unos 80 metros para acceder al otro orificio en el que estaría el pequeño.

El representante de la Benemérita ha indicado que esa brigada de salvamento minero, dependiente del Principado de Asturias, será la que realice manualmente los últimos tramos de la galería y que estos efectivos llegan este martes, trasladados por un avión del Ministerio de Defensa.

Ha indicado que los geólogos estudian desde la mañana de este martes el terreno para ver la manera de realizar este otro túnel lateral «primando sobre todo la seguridad de Julen», y, además, se continúa con la extracción mediante aspiración de materiales del pozo por el que cayó el pequeño.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del instituto armado ha reiterado que «la misión sigue siendo la localización y el rescate» del niño y ha apuntado: «Nosotros siempre trabajamos con la idea de que Julen esté vivo».

Efectivos de la Guardia Civil de distintas unidades, como del equipo de montaña, unidades de la localidad de Vélez-Málaga, del Seprona, de Actividades Subacuáticas; participan en este operativo, junto a las administraciones –Gobierno, Junta de Andalucía, Diputación y los ayuntamientos de Totalán y Málaga– y organismos dependientes de las mismas como 112 Andalucía o Consorcio de Bomberos.

Experto geólogo destaca las dificultades en las labores de rescate de Julen: «Es una cosa de la que no hay experiencia»

El experto y presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, Manuel Regueiro, ha destacado las dificultades en las labores de rescate de Julen, el niño de 2 años al que se busca tras haber caído este en un pequeño pozo el pasado domingo en Totalán (Málaga), ya que se trata de un incidente del que «no hay experiencia».

Según indica en declaraciones a Europa Press, los expertos no tienen experiencia en situaciones como la de este caso, en el que «un niño se cae en un agujero de 70 metros», y menos cuando el niño tiene solo dos años y «cabe justo» por el agujero.

Según recuerda, hay divisiones especiales de expertos para labores de rescate en cuevas, así como en montañas, pero no en pozos.

Además de la falta de experiencia en este tipo de accidentes, Regueiro apunta a la falta de información sobre el estado del pequeño. «¿A qué profundidad haces el túnel si no sabemos dónde está el niño?», se pregunta ante la última opción en la que se trabaja, que es la excavación de un túnel lateral a 80 metros de profundidad para acceder al pozo. A su juicio, «un niño de esa edad no cabe por ese pozo hasta el fondo».

Del mismo modo, otorga importancia a la estructura de la roca hallada dentro del agujero, y en sus paredes, para saber cómo perforar la tierra de los alrededores. El geólogo cree que podría ser pizarra. Con tal información, asegura que un túnel como el que se prevé «se puede hacer en España» porque el país cuenta con «muy buenos medios para hacer túneles», aunque «cuesta una fortuna».

No obstante, añade que «el problema aquí es el tiempo», pues el niño lleva más de 48 horas dentro de este pequeño agujero, que dice, «no son muy frecuentes» y según él, deberían estar tapados si no se puede extraer agua de él.

Para el experto, la mejor opción, además de excavar un túnel, es la de extraer piedras del interior del pozo con una especie de gran aspiradora de diámetro específico.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.