La Policía Nacional ha detenido a tres personas (una pareja de 22 y 28 años y un amigo de 24) por realizar compras con una tarjeta bancaria robada.

Según ha explicado la policía, uno de los detenidos robó la tarjeta bancaria a una persona en un salón de juegos y procedió, a partir de ese momento, a realizar múltiples compras en tiendas online, aplicaciones relacionadas con reparto a domicilio y otras compras que efectuó a nombre de su pareja y de un amigo común.

El montante de las compras -que eran enviadas a los domicilios donde vivían- asciende a unos 1.600 euros.

La Policía Nacional, tras varios meses “de una compleja investigación”, logró detener a los delincuentes -que tienen numerosos antecedentes penales- y les acusa ahora por un delito continuado de estafa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.