asma mujer inhalador, enfermedades respiratorias capacidad respiratoria
FLICKR / WILDAN N AFRIANSYAH


No tratar el asma altera la capacidad respiratoria futura y no debe tratarse únicamente de manera sintomática, sino que hay que hacerlo aunque no haya síntomas, ha avisado la médico adjunto del Sevicio de Alergología de la Fundación Jiménez Díaz, la doctora Mar Fernández, durante un taller para periodistas organizado por el centro sanitario y AstraZeneca.

En España padecen asma, una enfermedad inflamatoria y crónica de las vías respiratorias, entre 3,5 millones de personas. La adherencia al tratamiento en el asma se estima en torno a que el 40 o el 50 por ciento de los pacientes cumple con la medicación.

Por lo tanto, «no podemos decir que el asma sea una enfermedad controlada», ha indicado la jefa asociada del servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz, la doctora María Jesús Nieto. El asma produjo 1.118 muertes en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística.

En esta línea se ha expresado también la doctora Fernández, que ha destacado el mal control de la enfermedad «a pesar de los múltiples y modernos tratamientos. Existe infradiagnóstico y supradiagnóstico en asma».

Según un estudio, las actividades diarias normales se ven afectadas más de una vez a la semana para el 91 por ciento de los pacientes con asma no controlada frente al 0 por ciento de aquellos con la enfermedad controlada. Además, el número de hospitalizaciones al año es aproximadamente 10 veces mayor entre las personas con asma no controlada que entre los pacientes con la enfermedad controlada.

Las razones de la baja adherencia al tratamiento hay que buscarlas en tres aspectos. En primer lugar, el jefe del servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz, el doctor Nicolás González, ha explicado que «a veces» los médicos no explican y educan bien a los pacientes en este sentido.

Por otra parte, los pacientes pueden dejar de tomar la medicación cuando se encuentran bien o pueden describir factores psicológicos, como el miedo a los fármacos, para no tomarla.

No obstante, hay mecanismos para evaluar la adherencia al tratamiento de los pacientes. La doctora María Jesús Rodríguez ha destacado los test de adherencia al tratamiento, que se realizan en la Unidad Multidisciplinar de Asma (UMA) de la Fundación Jiménez Díaz, que constituye una de las unidades de referencia en España para el abordaje del asma.

En ella, alergólogos, inmunólogos y neumólogos proporcionan a los pacientes «un manejo global y un tratamiento personalizado», ha precisado la doctora Rodríguez. La también miembro de la UMA, la alergóloga Victoria del Pozo, ha incidido en que este modo de trabajar «camina hacia la medicina de precisión», ya que antes se trataba «a todos los pacientes por igual y ahora se ve de una manera más individual».

INFRAVALORADA Y MAL PERCIBIDA

Además, el asma, aunque conocida, se considera actualmente infravalorada y mal percibida en cuanto a la baja percepción de la gravedad que puede ocasionar, a pesar de que su incidencia y prevalencia «están aumentando», ha puesto de relevancia la doctora Fernández.

Aunque la gran mayoría de los casos de asma son de carácter leve o moderado, hay un porcentaje de pacientes que no responde bien a la medicación y padecen asma grave. En concreto, el porcentaje de personas con asma grave es de un 3,9, una cifra que se estima en 145.000 pacientes.

«El asma grave consume la mayor parte de los recursos e interfiere en la vida de los pacientes por la cantidad de exacerbaciones e ingresos» que comporta, ha explicado la doctora Rodríguez. El coste asociado al asma en España es de 1.500 millones de euros, la mayor parte destinados «al mal control de la enfermedad y al asma grave», según el doctor González.

La fatiga, la tos persistente y los ruidos respiratorios tipo sibilancias son los síntomas por excelencia del asma. En el asma grave, además, estos son más frecuentes.

Finalmente, la doctora Mar Fernández ha incidido en que el diagnóstico de asma debe realizarse con pruebas y no sólo con síntomas. «Sin pruebas no hay diagnóstico», ha avisado. La unidad consta de cámaras de brocoprovocaciones, rpuebas de esfuerzo y de hiperventilación eucápnica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.