EP


Los taxistas de Madrid han enfrentado la sexta jornada de huelga con una paella solidaria rodeados de sus familiares y con el apoyo de compañeros de otras ciudades como Alicante o Burgos. A las ocho taxistas que estaban en huelga de hambre se ha unido una compañera esta misma jornada.

Este sexto día de huelga del taxi en la capital llega tras rechazar ayer la propuesta de Comunidad y del Ayuntamiento para regularizar los servicios de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), ya que la consideran “un insulto” e “insuficiente”.

La Comunidad y el Ayuntamiento de la capital han acordado un borrador para regular las VTC, que entre otras medidas, incluye la sustitución de la precontratación temporal –solicitar el servicio con un tiempo de antelación–, por la espacial, que establece una distancia entre el vehículo que se pide y el cliente.

La taxista Concha Guardado ha admitido que este segundo día es “mucho más duro que el primero”, ya que solo están ingiriendo agua y bebidas isotónicas.

Pese a ello, Guardado ha advertido de que seguirán en huelga de hambre hasta que el Gobierno regional “haga sus deberes y regule el servicio de las VTC”. Asimismo, ha pedido a la Comunidad de Madrid que no les tome por “tontos” y que deje de “insultarlos con propuestas que no sirven para nada”.

“Estamos aquí porque llevamos años exigiendo una regulación que ponga freno a todo esto, porque salimos a trabajar 14, 15, 16 horas y cubrimos únicamente gastos, trabajamos fines de semana y no vemos a nuestras familias”, ha explicado.

LOS TAXISTAS, “NI DESAPARECER NI EXTERMINARSE”

En esta línea, Guardado ha criticado las actuaciones del Gobierno regional ya que según ha contado, sus propuestas “solo sirven para perder el tiempo”. Además, ha declarado que los taxistas no pueden “desaparecer ni exterminarse en favor de las empresas multinacionales”.

Por su parte, el responsable de comunicación de la Federación Profesional de Taxis de Madrid, José Miguel Fúnez, ha tildado de “tomadura de pelo” el acuerdo al que llegaron la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento este viernes. A continuación, ha explicado que su principal objetivo es que se “marque una regulación” a las VTC que le “diferencie del sector del taxi”.

Desde el sector advierten de que no van a “permitir” que en Madrid se acabe con el trabajo que realizan “más de 25.000 personas” en el sector del taxi, que según ha apostillado Fúnez, es obligación de las administraciones públicas proteger.

“Queremos que la Comunidad realice el mandato que le hizo el Tribunal Constitucional en el año 1996, cuando dijo que las competencias de transportes las tienen las comunidades autónomas y los ayuntamientos”, ha indicado el responsable de comunicación de los taxistas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.