Los niños ingresados en Son Espases pueden acudir a pruebas y quirófanos en coche


Los niños ingresados en el área de pediatría del hospital de Son Espases pueden desplazarse, desde este viernes, en coche eléctrico con control remoto y decorado de policía hasta las zonas de pruebas y en los quirófanos con el objetivo de “reducirles el estrés y la ansiedad”.

En un comunicado emitido por la Conselleria de Salud, se ha informado de que uno de los dos coches se destinará a los desplazamientos de los niños hospitalizados desde la habitación hasta la consulta con el especialista, a la sala de curas y al Área de Radiología.

Y el otro coche, por motivos de seguridad del niño, estará situado en el Área Quirúrgica, “ya que no puede entrar y salir constantemente de esta área restringida” y, de esta forma, “una vez que llegue el niño, se subirá al coche y lo conducirán hacia el quirófano”.

Según ha detallado la Conselleria, la iniciativa ha sido posible gracias a una donación de los agentes de la Unidad Nocturna del Grupo A de la Policía Local de Palma, quienes han apuntado que la idea surgió “de la voluntad de hacer un regalo a los niños ingresados que les resultase beneficioso”.

En este sentido, han apuntado que se basaron en una conversación con el personal de enfermería y también en los buenos resultados obtenidos en otros hospitales del Estado.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, se ha mostrado confiada en que la iniciativa “influirá positivamente” en el bienestar de los niños y ha recordado que el hospital ya ha llevado a cabo “un conjunto de proyectos para favorecer su estancia”, refiriéndose a la dotación de tabletas en la UCI Pediátrica y las decoraciones de la sala del TAC infantil.

Al acto de entrega han asistido, a parte de la consellera, una veintena de agentes de la Policía Local y el director de Son Espases, Josep Pomar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.