La Policía desaloja a los taxistas del Paseo de la Castellana de Madrid


Agentes de Policía están comenzando a desalojar pasadas las 8 horas el madrileño Paseo de la Castellana donde 2.000 taxistas han ocupado la vía, en la séptima jornada de protesta para que se regule las VTC. En esta operación se han vivido momentos de tensión y forcejeos con el colectivo.

Tras protagonizar agentes de Unidades de Intervención Policial (UIP) una formación para que los taxistas retrocedan a la altura de la glorieta de Gregorio Marañón hacia Colón, algunos taxistas han comenzado a retirar su vehículos que bloquean los laterales de la Castellana, aunque la ocupación seguía en los carriles centrales.

Hasta este lugar se han desplazado decenas de grúas, para retirar coches, y los agentes municipales han empezado a multar, con hasta 200 euros, a los taxistas. Muchos de ellos han hecho una sentada junto a sus vehículos para evitar ser desalojados.

En estos episodios se han vivido momentos de tensión con forcejeos entre manifestantes y policía, si bien no se han producido cargas por parte de las fuerzas antidisturbios, que, en todo momento, han tratado de contener a los taxistas, que actúan pacíficamente.

TAMBIÉN EN COLÓN

En el otro extremo, en la plaza de Colón, también hay hasta tres filas de agentes de la Policía Nacional que está tratando de desalojar a los taxistas desviándoles hacia la plaza de Emilio Castelar por tramos. Se están produciendo sentadas de los profesionales del taxi al grito de “Somos taxistas, no terroristas”.

Por otro lado, van llegando más grúas hasta el centro de la capital, que están llegando custodiadas por Policía Nacional. De hecho, en la entrada de uno de los depósitos de las grúas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ubicado en el acceso a la carretera de Castilla, hay dos furgones de la UIP, y están acompañando a las grúas que se dirigen a Colón para ir sacando los vehículos de los taxistas que se están negando a moverlo.

El delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado, en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, que están “cumpliendo” con su “obligación para garantizar el orden público” pero el “tema de fondo” está en manos del presidente de la Comunidad, Ángel Garrido.

Según el delegado de Gobierno, el dirigente autonómico tiene que ponerse “a trabajar” para regular a los taxis y las VTC “y si esto no se produce, pues no es suficiente”. “Que se ponga a trabajar ya”, ha señalado en otro cruce de acusaciones entre ambos dirigentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.