Fernando Alonso, vencedor de las 24 Horas de Daytona tras una carrera caótica
ROLEX24HOURS


El piloto español Fernando Alonso se coronó este domingo en las 24 Horas de Daytona con el número 10 del Wayne Taylor Racing, un Cadillac con el que sacó su magia el doble campeón del mundo de la Fórmula 1 en relevos espectaculares hasta la victoria junto a sus compañeros Jordan Taylor, Renger van der Zande y Kamui Kobayashi.

La aventura de Alonso más allá del Gran Circo sigue dando sus frutos, demostrándose así mismo y al resto del mundo del motor sus cualidades al mando de cualquier volante. En su segundo asalto al Daytona International Speedway, tras ser 38º el año pasado por culpa de los frenos del United Autosports, el asturiano salió campeón, siendo además protagonista cada vez que entró en acción.

Al español le tocó remontar cada vez que tomó el volante hasta celebrar la victoria en el muro, tras dos horas con la carrera parada por la intensa lluvia que dejó a pilotos y equipos más pendientes de la previsión que de la pista como cabía esperar. Alonso se despidió en noviembre de la F1 tras 17 años, con un primer y claro objetivo, la Triple Corona que da el ganar el GP de Mónaco, las 24 Horas de Le Mans y de las 500 Millas de Indianápolis.

El asturiano acumula horas de vuelo y un nuevo éxito para acudir a Indy en mayo dispuesto adornar como solo pudo hacer Graham Hill. Después de ganar en junio en la prestigiosa cita de Le Mans, Alonso se coronó este domingo en América. Su primer relevo fue simplemente espectacular, desde la novena posición que cogió el coche lo llevó a la primera, aprovechando también el descanso de Juan Pablo Montoya.

El español entró en el podio superando a Dane Cameron, sustituto del colombiano, para después ir a por Helio Castroneves y René Rast. En una vuelta estaba ya líder el español, mientras importantes rivales comenzaban a perder valioso tiempo como Christian Fittipaldi (Cadillac) o el desastre de Mazda.

Por la noche y bajo la lluvia también brilló Alonso, dando el relevo a Jordan Taylor y recuperando la cabeza. La bandera roja terminó por aparecer y la lluvia se quedó. Un ritmo trabado que complicó el resto de la cita hasta el desenlace. El Wayne Taylor Racing eligió a Alonso para el último servicio.

El español superó el tú a tú por el título contra Felipe Nasr, incapaz de lidiar con el agua en la pista, en el momento clave, dos vueltas antes de una suspensión que terminaría siendo definitiva. El español se convierte en el tercer piloto de la F1 en ganar la carrera, como hicieron Phil Hill (1964) y Mario Andretti (1972).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.