El comandante general de Baleares, Juan Cifuentes Álvarez, ha hecho especial mención al trabajo realizado por las Fuerzas Armadas en la riadas del Llevant y en la Operación Shopia, para la eliminación de las redes de tráfico de personas, durante la celebración de la tradicional Pascua Militar en el Palacio de la Almudaina este domingo.

“Para nosotros es una satisfacción que la participación activa del personal del Regimiento Palma 47 contribuyese a aliviar las desgracias humanas y materiales en Sant Llorenç”, ha destacado el comandante, recordando, por otro lado, la labor del Sector Aéreo de Baleares “durante cuatro meses” en una operación “que ha luchado contra las redes de tráfico de personas, prevenido flujos de migración irregular y evitado que muera más gente en la mar”.

Asimismo, a la jornada militar han asistido el vicepresidente del Parlament, Vicenç Thomàs; la delegada del Gobierno, Rosario Sánchez; y el director general de emergencias, Pere Perelló, entre otros.

El acto ha comenzado sobre las 10.30 horas con la recepción de las autoridades y la incorporación de las Unidades. Seguidamente, se ha leído la efeméride del acto, se ha incorporado la Bandera a la formación y el comandante general ha pasado revista a la formación e impuesto condecoraciones.

La Pascua Militar es una conmemoración que instituyó el Rey Carlos III en 1782, como gesto de aprecio a sus Ejércitos, a raíz de la recuperación para la Corona de España de la Isla de Menorca, hasta entonces de dominio inglés desde el Tratado de Utrech.

La Pascua Militar se aprovecha tradicionalmente para realizar un balance de las vicisitudes del año anterior y marcar las líneas de acción que se desarrollarán en el año que empieza.

ACTUACIONES EN 2018

En su alocución, Cifuentes ha repasado las actuaciones del Ejército a lo largo de 2018, destacando misiones en el Mediterráneo, Oriente Medio y África.

En el ámbito de las Islas, el comandante ha subrayado las actuaciones del Módulo de Emergencias en las riadas del Llevant mallorquín gracias al tendido de un puente militar a la hora de regular el tráfico de la carretera cortada por la riada, y por su apoyo a todos los profesionales que ayudaron a la gestión de la catástrofe.

En cuanto al sector naval en Baleares, el comandante general ha reseñado que han realizado escala un total de 64 buques, 39 nacionales y 25 extranjeros.

Además, ha destacado los trabajos de dos Cazaminas y el Buque de Salvamento ‘Neptuno’ en las operaciones de localización y recuperación de la avioneta del Ibanat, siniestrada en junio del año pasado, donde falleció el piloto D. Antonio Alfaro Martín. El comandante ha aprovechado este acto para recordar la vida del piloto, de la que ha dicho que fue “una vida entregada a los demás”.

En lo que respecta al sector aéreo, ha recalcado que el Ala 49 ha generado 900 horas de vuelo de vigilancia marítima, “participando durante cuatro meses en la Operación Shopia para luchar contra las redes de tráfico de personas, además de prevenir flujos de migración irregular y evitar que muera más gente en el mar”.

Por otro lado, ha dedicado unas palabras a las actuaciones de la Guardia Civil, por sus trabajo en la operación Ludar — que se saldó con 74 personas detenidas por presunto tráfico de drogas y blanqueo de capitales–, y la operación Lloriguera, por la que se desarticuló un grupo organizado dedicado presuntamente a la estafa inmobiliaria. Tampoco ha dejado de lado la actuación de este cuerpo en las inundaciones del Llevant.

Cifuentes ha dedicado menciones a la difusión de la Cultura de Seguridad y Defensa, destacando las colaboraciones con la UIB, así como las actividades llevadas a cabo por los Consorcios de fortaleza de la Mola (Menorca) y el Castillo de San Carlos (Mallorca), entre otras iniciativas.

En esta línea, ha resaltado el papel que juegan los medios de comunicación de Baleares, a quienes a expresado su agradecimiento por el “apoyo y tratamiento siempre respetuoso hacia las Fuerzas Armadas”.

Para 2019, el comandante general prevé un año “lleno de retos” en los que la seguridad “será un objetivo prioritario”, además de reivindicar los derechos de los soldados. “Nuestros soldados no son funcionarios, ni son una ONG; el deber militar les obliga a dar lo mejor que tienen llegando a la entrega de su propia vida. Y ha añadido que “aunque no esperan ningún reconocimiento, necesitan el apoyo claro y decidido de las instituciones”.

Por último, Cifuentes ha querido tener un recuerdo para los civiles y militares que están en este momento “lejos de sus familias y hogares” y “defienden los intereses de España más allá de nuestras fronteras”.

1 Comentario

  1. La guardia civil no depende de este señor, no se qie hace mencionando las actuaciones de ezte cuerpo de seguridad que no forma parte de las FAS, ni si quiera estan ni actuan bajo su mando. La señora delegada debería haberle parado los pies al generalisimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.