La UGT ha insistido este martes en su crítica a la “restrictiva e incoherente política de permisos” del Servicio de Salud (IbSalut) que los “recorta” y “dificulta” la conciliación debido a su “incapacidad y falta de voluntad” de llegar a un acuerdo.

Según explican, los casos van desde la operativa de denegación de permisos vía telemática y de “forma automática”, en cuestión de segundos, a la negativa por parte de los responsables en materia de personal a firmar las solicitudes de permisos.

A estas actuaciones, se les suma el permiso que más agravios comparativos está generando, el permiso por fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar. Este permiso puede suponer en la práctica el 85% del total de solicitudes de permisos que realizan los trabajadores y trabajadoras del IbSalut, aseguran.

Desde el sindicato indican que “la problemática fundamental es la definición de ‘grave’ que aplica el IbSalut” ya que el artículo que regula este permiso se aplica de forma restrictiva y contraria” a la conciliación familiar y personal, y si en el informe médico no pone “grave” no se autoriza el permiso.

Así, no estarían incluidas, por ejemplo, una apendicitis, una fractura de cadera, un ictus, o un parto por cesárea.

Según critican, esta situación “ocasionada por la total inoperancia del IbSalut en esta materia durante los tres años y medio que dura esta legislatura”, hace que haga falta con “urgencia un acuerdo que concrete y establezca unos criterios coherentes, claros y homogéneos para que todo el personal del IbSalut disfrute de los mismos derechos en materia de permisos y conciliación.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.