Los bomberos han salvado la vida de una mujer que dormía mientras su piso era pasto de las llamas en Palma.

Los hechos han ocurrido en la calle Blanquerna de Palma sobre las 3:15 horas, cuando los servicios de emergencia han recibido varias llamadas avisando de que un piso, cercano a la Plaza París, estaba en llamas. Hasta el lugar se ha desplazado una patrulla de la Policía Local para comprobar la información.

Antes de la llegada de la policía, unos clientes que abandonaban un salón de juegos cercano han visto el fuego y han despertado a los vecinos a través del portero automático a fin de avisarles del incendio y pidiéndoles que desalojaran sus viviendas.

Cuando los agentes han llegado han podido comprobar la gravedad de la situación y han solicitado refuerzos de manera urgente. Así, en pocos minutos se han personado más dotaciones de la Policía Local a las que se han sumado unidades de la Policía Nacional, cuatro ambulancias y distintas dotaciones de los Bomberos de Palma.

La Unidad de Intervención Inmediata de la Policía Local (UII), dotados de equipos de respiración, han ido subiendo piso por piso para comprobar si quedaba algún vecino que no hubiera bajado a la calle y han dado con una persona de avanzada edad que no ha querido moverse de su casa. Los agentes han comprobado entonces que en la vivienda de esta persona no entraba humo y han decidido que, debido a lo avanzado de su edad y a su estado de salud, era preferible que no saliera del piso.

La preocupación de los agentes actuantes se centraba, sin embargo, en el piso afectado por las llamas pues el fuego era muy violento y no podían entrar, por lo que desconocían si había alguien en el interior.

Finalmente, han sido los bomberos los que han logrado entrar y han localizado a una mujer de 70 años durmiendo y que en un principio se ha negado a abandonar el piso cuando le han explicado la situación, pues no se lo creía.

Tras casi una hora trabajando, los bomberos han logrado extinguir las llamas que han causado importantes daños materiales en el piso (el salón comedor ha quedado prácticamente destruido y varias habitaciones se han visto afectadas por el humo) pero también en el edificio (la fachada por humo y las ventanas de los pisos superiores por las llamas).

Varios vecinos han tenido que ser atendidos por el personal de ambulancias aunque tan solo la propietaria del piso que ha ardido ha necesitado ser trasladada debido a la inhalación de humo.

Algunos testigos han informado a la policía que habían oído pequeñas explosiones en el interior del piso aunque las primeras hipótesis apuntan a que el fuego ha tenido su origen en un enchufe de la televisión. Los vecinos desalojados -unos cuarenta- han podido volver a sus pisos tras el incendio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.