Gonzalo Espino Cruz

El nuevo Jefe Superior de la Policía Nacional de Baleares, Gonzalo Espino Cruz, ha subrayado este lunes en su toma de posesión la necesidad de “luchar contra la violencia de género” –que ha tildado de “lacra”– y ha detallado que uno de sus principales objetivos será profundizar en “la prevención, investigación de los hechos y represión de cualquier manifestación de violencia en el ámbito de la familia”.

En el acto –al que han asistido la delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, el director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía, José Ángel González y la presidenta del Govern balear, Francina Armengol–, Espino ha recordado el asesinato de una mujer en manos de su expareja en Palma y, asimismo, ha explicado otras líneas de actuación que va a llevar a cabo, como, por ejemplo, la colaboración y cooperación entre los cuerpos policiales, con la Guardia Civil y las policías locales.

En este sentido, Espino ha apuntado que en una Comunidad como Baleares, “fuertemente condicionada por el turismo”, la seguridad tiene que ser un “valor añadido” y es por este motivo que ha destacado la creación de “sinergias” entre cuerpos policiales para conseguir un servicio de mayor calidad.

Además, ha añadido que “la persecución del tráfico de drogas a pequeña escala, –sobretodo en centros educativos y zonas de ocio–, la erradicación de actos incívicos y vandálicos y la lucha contra la delincuencia organizada seguirán siendo objeto preferente de la actuación policial”.

Espino ha aprovechado para recordar su servicio a la Casa Real y, en esta línea, ha explicado que para él este cargo implica “volver a una Comunidad a la que siempre se ha considerado unido” y ha detallado que, por eso, no supone empezar en una “tierra extraña, sino más bien al contrario”.

El nuevo jefe de la Policía en Baleares, asimismo, ha manifestado su compromiso de actuar con “lealtad, vocación de servicio y trabajo” y ha detallado que cuenta con el apoyo de la plantilla de Policías y que se verá refrendado, a su parecer, por las organizaciones sindicales con quien quiere tener un “diálogo fluido”.

ROSARIO SÁNCHEZ

La delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, en su intervención le ha dado la enhorabuena y ha recordado que Espino conoce las Islas y sabe que los trabajadores tienen “unas necesidades especiales” que, a su parecer, deberá “afrontar”.

En este sentido, ha insistido en que las Islas son una comunidad con “mucha actividad turística” y ha explicado que la prosperidad depende de la seguridad que se ofrece por parte de los servicios policiales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.