Un joven de Manacor ha sido detenido por la Policía Nacional que cultivaba 60 plantas de marihuana en la azotea de una comunidad de vecinos El descubrimiento de la plantación se produjo después de iniciarse una importante fuga de agua en la comunidad .

DESCUBRIMIENTO CASUAL

Según han explicado la propia Policía Nacional, el descubrimiento de la plantación resultó casual, fruto de la intervención de la Policía Local y de los Bomberos de Manacor para contener una fuga de agua que estaba anegando los pisos inferiores de un edificio.

Cuando se procedió a intentar localizar los depósitos de agua que podrían haber causado el escape, las dotaciones actuantes accedieron a la azotea del inmueble, donde se toparon con un trastero de puerta metálica del que partía el zumbido de un motor.

Puesto que el trastero estaba cerrado, los policías localizaron a la madre del propietario que, de manera extraña, ya se mostraba reticente a colaborar en la localización de su hijo para que pudiese abrir.

DETENIDO POR UN DELITO CONTRA LA SALUD PÚBLICA

Finalmente, ya al no cesar la fuga de agua, el joven se presentó finalmente en el inmueble y abrió voluntariamente la puerta del trastero donde los descubrieron en su interior un total de 60 plantas de marihuana cultivadas bajo lámparas de calor, ventiladores y extractores, para las que el detenido alegó que eran para el consumo propio.

Además de la incautación de la droga, los agentes comprobaron las precarias instalaciones eléctricas de las fuentes de calor, lo que suponía un riesgo para la seguridad vecinal, habida  cuenta de las posibles descargas eléctricas que podrían producirse por la fuga de agua.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.