Periodistas en la Casa Blanca rechazan la expulsión de Acosta
Foto: Reuters

La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca (WHCA) ha denunciado que la decisión del Gobierno estadounidense de retirar la acreditación al periodista de la CNN Jim Acosta tras un enfrentamiento verbal con el presidente norteamericano, Donald Trump, en una rueda de prensa el miércoles es “inaceptable”, al tiempo que ha exigido que se le devuelve la credencial por considerar que solo cumplió con su trabajo.

“La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca se opone firmemente a la decisión de la Administración Trump de usar las credenciales del Servicio Secreto como una herramienta para castigar a un periodista con el que tiene una relación difícil”, ha afirmado la WHCA, en un comunicado.

“Revocar su acceso a la Casa Blanca es una decisión fuera de lugar frente a la supuesta ofensa y es inaceptable”, ha señalado la organización, que agrupa a los periodistas acreditados para informar desde la sede presidencial estadounidense.

La WHCA ha mostrado su apoyo al comportamiento de Acosta en la rueda de prensa y ha subrayado que tiene derecho a preguntar con el tono y la frecuencia que crea oportuno. “Los periodistas pueden usar diferentes enfoques para hacer su trabajo y la WHCA no controla el tono y la frecuencia con la que preguntan los periodistas a altos cargos del Gobierno, incluido el presidente. Estas interacciones, aunque puedan parecer incómodas, ayudan a definir la fortaleza de nuestras instituciones nacionales”, ha explicado.

La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca ha reclamado a la Casa Blanca la decisión de revocar la acreditación de Acosta, que ha considerado como una medida “débil” y “equivocada”. “Animamos a los que tengan dudas de que esta reacción es desproporcionada frente a la pretendida ofensa a que vean el vídeo con los hechos”, ha concluido.

Por su parte, la organización Comité para la Libertad de la Prensa ha exigido la devolución de la acreditación para Acosta y ha respaldado el comportamiento del reportero de la CNN cuando preguntaba a Trump. “Esto es claramente un castigo sin precedentes e inapropiado por parte de la Administación Trump por lo que percibe como una cobertura injusta por parte del periodista y la falsa descripción de los hechos por parte de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, es insultante no solo para los periodistas del país sino para el pueblo”, ha afirmado. El Comité se ha referido así a las afirmaciones de Sanders, que ha acusado a Acosta de haberse propasado con una becaria de la Casa Blanca al tocarle para impedirle que le quitara el micro cuando Trump dio la orden de que se lo arrebataran.

“Emplazamos a la Casa Blanca a reconsiderar esta extralimitación del poder y a restablecer de inmediato la acreditación de Acosta”, ha concluido la organización de periodistas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.