Can Oncu, Moto3, Valencia MotoGP 2018
RED BULL KTM AJO


El piloto turco Can Oncu (KTM), que este domingo se ha convertido, con 15 años y 115 días, en el piloto más joven de la historia en ganar una carrera en el Mundial de motociclismo, ha reconocido que estaba «muy nervioso» en la última vuelta, donde una zona mojada estuvo a punto de costarle caro, y se ha mostrado contento de haber podido «controlarlo».

«En la última vuelta estaba muy nervioso por acabar la carrera. En ese momento había una zona húmeda que no había visto, y cuando abrí gas ya estaba ahí, y el tren trasero me ha patinado. Ha sido muy difícil controlarlo y de hecho, no sé cómo lo he hecho», dijo a Movistar MotoGP tras la casi caída en el último giro de la carrera de Moto3 del Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

«He salido muy bien, no pensaba que no podía hacerlo. He seguido así, y al ver que Bezzecchi y Arbolino se caían me dije, ¿por qué no seguir tirando y estar en el podio o luchar por la victoria? Al cabo de unas vueltas, he abierto cierta distancia con buen ritmo», continuó.

El turco logró además el hito en su primera carrera en el Mundial, a la que fue invitado tras proclamarse campeón de la Red Bull MotoGP Rookies Cup. «Es increíble, no sé ni qué decir. Estoy muy contento y nervioso, porque es la primera vez que participo como ‘wild card’ en el campeonato y aquí estoy, en el podio», apuntó

Por último, bromeó con los gestos de calma que le llegaban de su equipo desde el muro cuando iba a afrontar la última vuelta. «No estaba haciendo ninguna locura, estaba tirando de manera normal. Me decían que bajara un poco el ritmo», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.