Foto: Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha mostrado dispuesto a dialogar con su homólogo estadounidense, Donald Trump, a pesar de las nuevas sanciones dictadas por la Casa Blanca contra Venezuela, que tienen como objetivo limitar las exportaciones de oro venezolano.

Maduro hizo estas declaraciones a última hora del jueves a raíz de la votación celebrada en la Asamblea General de Naciones Unidas, que por 27º año consecutivo aprobó una resolución circulada por Cuba para condenar el bloqueo impuesto por Estados Unidos a la isla en la década de 1960.

“Presidente Donald Trump, debería abrir los ojos y ver el fracaso que ha tenido hoy en la ONU”, dijo durante un acto militar en alusión al rechazo mayoritario al embargo sobre Cuba, ya que la votación se resolvió por 189 votos a favor y solo dos en contra, los de Estados Unidos e Israel. “Una paliza”, enfatizó.

Maduro defendió que “el camino es el diálogo y el respeto, no el chantaje, las amenazas ni las sanciones ilegales”. “El camino de la Humanidad es respetar a los pueblos del mundo, su identidad, los distintos modelos con los han ido gestando su futuro”, consideró.

El líder ‘chavista’ advirtió a Trump de que, si mantiene la postura actual está condenado a “repetir una política fracasada contra los gobiernos de Cuba, de Venezuela y del mundo”. “Ojalá y algún día el presidente de Estados Unidos logre ver la realidad”, confió, según informa AVN.

Estados Unidos es uno de los países más críticos con el Gobierno de Maduro. Fue de los primeros en adoptar sanciones contra la cúpula venezolana por violaciones de los Derechos Humanos, narcotráfico y corrupción y Trump firmó el jueves un nuevo decreto para boicotear las exportaciones de oro venezolano.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha prometido una postura severa hacia “los dictadores y déspotas cerca de nuestras costas”, señalando a Venezuela, Cuba y Nicaragua.

SANCIONES “CRIMINALES”

Horas más tarde, el presidente venezolano ha tildado de “locas” y “criminales” las sanciones impuestas por Trump, ya que asegura de que con ellas bloquea y encarece las vitales importaciones de comida y medicina para su país.

El mandatario venezolano ha respondido a las nuevas sanciones durante un discurso televisado advirtiendo que su equipo prevé aumentar la producción de oro al sur del país y sortear esas restricciones que dice retrasan la llegada de medicinas y alimentos en una nación agobiada por la escasez y la hiperinflación.

“Si salimos a comprar los alimentos necesarios (…) terminamos pagando 50, 60, 80 por ciento más”, ha afirmado el mandatario, acompañado de su gabinete económico en el palacio presidencial.

“Son sanciones locas, esquizofrénicas, criminales (…) Pero nadie jamás nos va a arrodillar. Venezuela jamás se va a rendir ante el imperialismo norteamericano”, ha añadido.

El presidente de Venezuela ha asegurado que tienen previsto instalar decenas de plantas que procesarán arenas auríferas que extraen los mineros artesanales en una extensa zona rica en minerales preciosos al sur de la nación, que calcula aportarán ingresos récord de unos 5.000 millones de dólares en 2019.

Venezuela exportó por primera vez unos 900 millones de dólares en oro a Turquía en los primeros nueve meses de este año, según datos oficiales turcos, reflejando cómo ha cambiado su patrón de comercio tras la ola de sanciones estadounidenses.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.