Los veterinarios estudiarán las razones de la gran agresividad de los perros que han matado a dos mujeres


Los perros que han matado hoy a dos mujeres a mordiscos a dos mujeres de Colmenar de Oreja han sido trasladados ya al Centro Integral de Acogida de Animales de la Comunidad de Madrid (CIAAM), situado en Colmenar Viejo, donde serán examinados con más detenimiento por los veterinarios del centro.

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha tomado esta tarde muestras a los canes en el lugar de los hechos. Ya han sido traslados al centro regional junto a otros dos perros, cuyas razas aún se desconocen, que también vivían en la casa.

A partir de ahora serán vigilados por el CIAAM, cuyos veterinarios determinarán qué les ha podido ocurrir para atacar a las víctimas con tantísima agresividad, ya que sus cuerpos estaban llenos de mordiscos. Estarán a la espera de las próximas diligencias que ordene el Instituto Armado, que es el competente en la custodia de los canes.

Los dogos de Burdeos, según el decreto regional que transpone la normativa estatal en la materia fijada en el Real Decreto 287/2002, no están considerados como raza potencialmente peligrosa. Los ejemplares que sí están dentro de esta categoría son Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

No obstante, si es un raza potencialmente peligroso en otros países. De origen francés, de gran fuerza y potencia, con un carácter firme y decidido convierten a este perro en un gran guardián.

EL SUCESO

El suceso ha tenido lugar sobre las 13.30 horas de este miércoles en la calle Ibor, en la urbanización Balcón del Tajo, ubicada fuera del casco urbano del municipio. Las dos mujeres han sido encontradas por sus respectivos maridos en el patio de la vivienda.

Allí se encontraban con múltiples mordeduras de perro y los efectivos del SUMMA que han acudido hasta el lugar solo han podido confirmar el fallecimiento. Los maridos de las mujeres se han encargado de guardar inicialmente a los caninos y llamar a los servicios de emergencias. Ellos también han sido atendidos por una crisis de ansiedad por los psicólogos de la Cruz Roja, pero no han necesitado ser hospitalizados.

Por su parte, la Guardia Civil se encuentra investigando lo sucedido y en estos momentos se centra en atender a las familias, según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia. En un principio, los perros son propiedad de la madre. Hasta el lugar ha acudido también la Policía Local.

Los agentes han tenido que proteger a los periodistas, ya que han sido recibidos con mucha hostilidad, incluso con algún agarrón y piedras a cámaras de televisión, por parte de familiares de las víctimas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.