incendios California
Foto: Reuters


Al menos 88 personas han muerto y 196 permanecen en paradero desconocido más de tres semanas después de los peores incendios registrados en la historia de California, según el último balance facilitado por las autoridades locales.

El incendio de Camp Fire, que comenzó el 8 de noviembre, quemó más de 14.000 viviendas y cerca de 62.000 hectáreas de terreno, un área que equivale a cinco veces el tamaño de San Francisco, en la localidad de Paradise y su entorno, una comunidad del norte de California con unos 27.000 residentes.

El sherife del condado de Butte, Kory Honea, aseguró este miércoles que confía que en que todavía se puedan encontrar con vida a algunas de las 196 personas que están en paradero desconocido. “Dicho esto, conforme avanzando en la repoblación de estas zonas y en permitir a las personas volver a esos lugares, es posible que encontremos huesos o fragmentos de huesos”, explicó a la prensa, antes de señalar que las autoridades ya han puesto fin a la búsqueda de víctimas de los incendios.

El número de personas que han sido dadas por desaparecidas ha ido variando en las últimas fechas. Algunas de las personas que se creía que estaban desaparecidas se encontraban realmente en refugios, en hoteles o alojadas en casas de familiares y amigos, según han contado las autoridades.

El sheriff ha dicho que este miércoles se ha quitado a tres personas de la lista de desaparecidos tras encontrarlas en un aparcamiento. Además, ha contado que 35 personas que murieron en el incendio han sido identificadas mediante pruebas de ADN y que hay otras 47 en el proceso de ser identificadas. Otras seis víctimas mortales siguen sin ser identificadas.

El 25 de noviembre, los bomberos y las autoridades locales dieron por contenidos los incendios. Los investigadores todavía tienen que determinar las causas de los fuegos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.