El próximo 28 de noviembre todos los servicios de transporte de ambulancias podrían quedar paralizados por una jornada de huelga promovida desde el sindicato FS-TES.

Según ha explicado a Crónica Balear su presidente nacional, Rubén Uroz, “la convocatoria se ha hecho a fin de lograr que se convoque la mesa negociadora del Convenio Colectivo que expiró del pasado 31 de diciembre. Una situación, la de que no se pueda convocar la mesa, que no se había producido antes en Baleares”.

“A día de hoy”, explica Rubén, “estamos en una situación de prórroga pero no podemos continuar así porque supone inseguridad jurídica y laboral; máxime cuando se deben mejorar determinados artículos como el que recoge realizar las horas obligadas del mes en jornadas de guardia de 12 horas cada una”.

La huelga afectaría a todo tipo de servicios de ambulancia de Baleares (programados, accidentes, urgencias…) tanto en el sector público como en el sector privado manteniendo, como es lógico, unos servicios mínimos.

Una jornada a la que se sumaría también la Central de Coordinación, lo que reforzaría la acción de huelga y en la que llama la atención que tenga lugar el primer año en que hay una empresa pública de ambulancias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.