El nuevo BMW Serie 8 Cabrio llegará al mercado en marzo de 2019 con dos motorizaciones, una diésel de seis cilindros en línea y 320 caballos de potencia y otra de gasolina con 530 caballos, según informó la firma alemana en un comunicado.

El 840d xDrive Cabrio presenta un motor diésel de seis cilindros en línea y 320 caballos, mientras que el M850i xDrive Cabrio tiene un propulsor V8 con 530 caballos. Ambos cumplen la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP, y están asociados a una caja de cambios Steptronic Sport de 8 velocidades y tracción integral inteligente BMW xDrive.

El vehículo es el segundo modelo de la gama BMW Serie 8 y llega con una estructura del bastidor “extremadamente” rígida con un refuerzo específico de los bajos, además de con medidas especiales de protección para los ocupantes, incluido un marco reforzado del parabrisas y protección antivuelco que se despliega con una carga pirotécnica tras los asientos posteriores.

Con una longitud exterior de 4.851 milímetros, una anchura de 1.902 mm y una altura de 1,3 metros, junto con 2,8 metros de batalla y vías de 1,6 metros delante y 1,6 metros detrás, sus dimensiones son prácticamente iguales a las del Serie 8 Coupé.

El paragolpes delantero con grandes tomas de aire destaca la
imagen deportiva del coche. Esta impresión es aún mayor con el paquete M sport, de serie en el M850i xDrive Cabrio y opcional en el 840d xDrive Cabrio. Las luces de LED adaptativas son parte de equipamiento de serie, mientras que hay otras opcionales de Laser con iluminación variable y asistente de luz de carrtera con antideslumbramiento generan un haz de luces de carretera de unos 600 metros.

El perfil del vehículo está rematado por la transición hacia el borde posterior con un distintivo contorno alrededor de los
hombros traseros. Las líneas horizontales, los grupos ópticos, que se extienden netamente hacia los flancos, y una tercera luz de freno integrada en la tapa del maletero contribuyen a la imagen baja y ancha de la zaga.

La nueva capota del Serie 8 Cabrio se distingue por un diseño
que minimiza el peso y por su excelente aislamiento acústico. Su estructura interior la tensa al cerrarla, lo que le confiere una silueta como la del techo de un coupé. La capota, negra de serie y con efecto plateado Anthracite Silver como opción, se abre o cierra de forma completamente automática en 15 segundos al tocar un botón. Este funcionamiento se puede activar en marcha hasta 50 kilómetros por hora.

El BMW Serie 8 Cabrio viene de serie con el BMW Live Cockpit
Professional, que incluye un sistema de navegación y multimedia, y
un conjunto de instrumentación completamente digital de alta situado detrás del volante, con una pantalla de 12,3 pulgadas y un display de control de 10,25 pulgadas. Otro elemento del sistema operativo es el BMW Intelligent Personal Assistant, que se activa por voz con el saludo “Hola BMW”.

Además, el equipamiento de serie incluye Head-up display, Driving Assistant, aviso de colisión y de peatones con función de frenado en ciudad, aviso de cambio de trayecto y aviso de cambio de carril, Speed Limit Info, aviso de tráfico trasero cruzado y alerta de colisión trasera. También es de serie el Parking Assistant, con cámara de visión trasera, y el asistente de marcha atrás.

Por su parte, la marca germana ofrece de manera opcional el control de crucero activo con función Stop & Go, el Driving Assistant Professional y el BMW Night Vision. También es de serie el Parking Assistant, que incluye
una cámara de visión trasera, y el asistente de marcha atrás.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.