El Consell de Mallorca ha revisado el proyecto de desdoblamiento del trazado Campos-Llucmajor y ha concluido que podrán reducirlo en diez metros de ancho, lo que supondría un impacto de unos 80.000 metros cuadrados en total.

Así lo ha anunciado la consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, durante el pleno extraordinario del Consell de este martes, donde se ha celebrado la Audiencia Pública. En la misma línea, el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, ha defendido su “compromiso” para reducir el proyecto, según ha informado MÉS en un comunicado.

El proyecto pasará de una sección de 54,82 metros a otra de 45,50. Según Ensenyat, será un proyecto “mucho más pequeño que lo que quería hacer el PP, con casi 20 metros menos que la que se proponía hacer inicialmente”. Esta nueva propuesta será 45 centímetros más pequeña que el desdoblamiento de la carretera de Manacor.

“Siempre hemos defendido que había que redimensionar esta obra”, ha declarado el presidente del Consell.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.