aeropuerto de Palma


El Ayuntamiento de Palma ha reiterado su petición de cierre nocturno del aeropuerto de Palma, así como de reducción de movimientos aéreos, ruidos y contaminación con el fin de reclamar que el aeropuerto deje de ser 24 horas y reducir así su impacto ambiental.

Según ha informado Cort en un comunicado, estos puntos ya se pidieron en una carta de verano de 2017 de la regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal al anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, al secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, al presidente de Aena, José Manuel Vargas, y al director del aeropuerto de Palma, José Antonio Álvarez.

En concreto, Cort ha propuesto una prohibición general del tráfico aéreo entre las 23.00 y las 06.00 horas, quedando su uso exclusivamente para vuelos humanitarios y de urgencia sanitaria, normas que, ya desde tiempo atrás, vienen aplicándose en algunos de los aeropuertos más importantes de la Unión Europea, tales como: London Heathrow, Paris Charles de Gaulle, Amsterdam Schiphol o Frankfurt.

Por otro lado, se ha propuesto a Aena que establezca un protocolo “más ágil” para la instalación de los equipos fijos, en caso de nuevas instalaciones o reinstalación en un nuevo emplazamiento.

En dicho protocolo deberían figurar los requisitos mínimos que deben cumplir los lugares en los que se instalen los TMR, con el objetivo de evitar que las mediciones de ruido pudieran no ser representativas del funcionamiento del aeropuerto, por adición de otras fuentes sonoras contaminantes.

Según han explicado, actualmente la instalación de equipos portátiles o la reinstalación de equipos fijos “se demora en exceso”, lo que puede provocar en ocasiones, que el objeto de la instalación “ya no tenga sentido cuando finalmente se instale el equipo”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.