Foto: Reuters


El piloto español Fernando Alonso (McLaren) afronta de forma «normal» su último fin de semana en la Fórmula 1, aunque espera tener «más emociones» el domingo, aunque avisó que, pese a estar «concentrado» en sus retos de 2019, «la puerta no está cerrada» para retornar en un futuro, algo que podría depender de lo que siente «a mitad del año que viene».

«De momento, es un fin de semana más, normal, e imagino que el domingo será distinto y seguramente tendré más emociones. He aterrizado hace diez horas desde Japón y el fin de semana estuve en las 6 Horas de Shanghai, así que todavía no estoy pensando en la última carrera, me encuentro bien, va ser especial y emotivo», aseguró Alonso este jueves en la rueda de prensa oficial del Gran Premio de Abu Dabi, una cita que tiene «ganas de pasarla».

El ovetense no cree que tenga «una fiesta muy larga» tras una carrera del domingo en la que su «prioridad es disfrutar» porque no cuenta con «la competitividad para lograr cosas grandes» y «quizá entrar en la ‘Q3’ sea un sueño». «Estamos compitiendo con Force India para acabar delante en el Mundial de Constructores y sería bueno terminar por delante de ellos», admitió.

El bicampeón del mundo consideró «difícil» decir cual es su legado en la F-1. «Siempre he intentado hacerlo lo mejor posible, luchando contra todo y cualquier circunstancia, y en situaciones en las que quizás hayan podido con otros, yo he dado el máximo posible», apuntó.

Tampoco acertó a decir un mejor recuerdo de estos 18 años. «La temporada con Lewis (Hamilton) en 2007», indicó entre risas junto al británico, que le acompañó en esta comparecencia y con el que compartió confidencias y bromas. «Más allá de las carreras, un recuerdo o una victoria, lo mejor que me llevo es la gente con la que he trabajado, con la que he compartido la mitad de mi vida», comentó.

«Está la forma de afrontar las carreras, la filosofía que hay detrás de un Gran Premio, su preparación y la disciplina en cada área del equipo. Ahora que estoy en otras disciplinas te das cuenta que la F1 está un escalón por encima y que debes encontrar la perfección en cada fin de semana», añadió.

«CONDUCIR ESTOS COCHES ES IMPOSIBLE REPLICARLO EN OTROS CAMPEONATOS»

Por ello, lo que más añorará será «pilotar» unos coches que «son realmente especial». «Da igual que seas decimocuarto o que estés peleando por la victoria. Conducir estos coches es imposible replicarlo en otros campeonatos», opinó. «También hay aspectos negativos, sobre todo si llevas 18 años. No puedes tener amigos, familia, tiempo libre ni mujer ni niños y este es un deporte al que debes dedicarte totalmente si quieres tener éxito», recalcó.

«Ahora es difícil pensar en un retorno, pero la puerta de la F-1 no está cerrada», confesó Alonso. «Lo primero es que no sé cómo me voy a sentir. Llevo haciendo todo esto mi vida y quizá en abril del año que viene esté desquiciado en el sofá viendo una carrera y quizá piense en volver, pero no es mi idea inicial. Depende más de mí, no volvería por un motivo particular, tendría que ver en cómo me siento a mitad de año que viene», agregó.

El piloto español desconoce que le traerá «el futuro». «En estos momentos estoy concentrado en retos personales como la ‘Triple Corona’ y otras carreras de 2019. Para 2020 no sé cual es el plan, es imposible pensarlo. Me gusta la F-1 y siempre la adoraré, y si estaré en el futuro como padre o como jefe de la FIA ya lo pensaré», apuntó con una sonrisa.

Con todo, Fernando Alonso se marcha «sin duda muy orgulloso» de todo lo que ha conseguido y de lo que uno sólo se da cuenta «con el tiempo». «Ves cuanta gente sigue la F-1 en el mundo y la gente que viaja a Oviedo para ver el museo», detalló, recordando que cuando él empezó en 2001 «no se emitían las carreras» y que en España este deporte nunca había sido «tradición». Además, señaló al Príncipe de Asturias concedido en 2005 como uno de sus «mayores logros, quizá por encima de los Mundiales, porque refleja más la capacidad de cambiar la vida de la gente».

En cuanto a las carreras, se quedó con su victoria con Ferrari en el Gran Premio de Europa de 2012, celebrado en Valencia. «Si la repitiéramos 100 veces, en 99 no la ganaría. Fue una ejecución perfecta de la estrategia, hubo muchos adelantamientos, muchos riesgos y el coche no era particularmente rápido», rememoró.

FELIZ POR LA VUELTA DE KUBICA

«Difícil escoger uno», replicó ante su mejor rival. «Si escogiera uno sería Michael Schumacher, no por una particular razón ni un motivo técnico, sino por motivos personales. Cuando llegué, él dominaba y lo ganaba todo y estaba peleando con el rueda a rueda, fueron ‘batallas’ especiales», remarcó.

«En cualquier otra faceta en la que estás 18 años uno se llevaría muchos amigos, pero aquí en la Fórmula 1 es más difícil porque es un mundo muy competitivo, aunque creo que me llevo bastantes», se sinceró sin citar a nadie en concreto.

Finalmente, y fuera de su despedida y su futuro, el asturiano fue cuestionado por la vuelta oficial del polaco Robert Kubica, que el año que viene correrá en Williams. «Es uno de los grandes talentos de este deporte y es genial verle de nuevo en las carreras, queda por ver su rendimiento y el del coche porque sólo ha hecho algunos entrenamientos, pero si está al cien por cien será increíble verle», sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.