GEAS de la Guardia Civil


Algunos afectados que fueron rescatados por la Guardia Civil durante las primeras horas de las inundaciones del pasado octubre en el Llevant de Mallorca se han reunido este viernes con miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas que participaron en los rescates.

Ha sido durante un acto en la sede de la Delegación del Gobierno en Baleares, en la calle Constitución de Palma, a las 11.00 horas. Han contado con la presencia de la delegada del Gobierno, Rosario Sánchez, y el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Orantos.

Según ha indicado la Delegación, los GEAS rescataron a 52 personas que se encontraban en peligro durante las primeras horas de las inundaciones. Durante el acto, los afectados han agradecido esta labor a miembros del grupo especial, capitaneados por su sargento, Juan Carlos Suñé.

La delegada del Gobierno ha expresado satisfacción por poder acoger en la sede de la Delegación “un acto de agradecimiento que dice mucho, tanto de los miembros de la Guardia Civil, como de las personas que fueron rescatadas, que no olvidan y quieren mostrar su gratitud”.

Rosario Sánchez ha recordado a las 13 víctimas mortales de la tragedia al mismo tiempo que “el trabajo impecable que realizaron las Fuerzas de Seguridad del Estado, y en especial aquellos que se jugaron el tipo durante las primeras horas para rescatar a quienes se encontraban en peligro”.

RESCATES EN MEDIO DE ESCOMBROS Y CON EL AGUA HASTA EL PECHO

Uno de los rescates fue de una mujer de edad avanzada, impedida físicamente para caminar. Sus hijos no podían sacarla de la habitación, debido a la gran cantidad de muebles, escombros y agua con fuertes corrientes que inundaban la vivienda, y solicitaron auxilio al equipo GEAS Mallorca.

Los especialistas de la Guardia Civil consiguieron llegar hasta la habitación y trasladar a la mujer hasta un coche del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim), que la transportaron hasta una zona segura.

Otro rescate fue de una ciudadana china cuya tienda se inundó durante la riada. Los GEAS entraron en el local y según la información proporcionada por el Instituto Armado, el agua les llegaba hasta el pecho. La mujer estaba en lo alto de una de las estanterías de la tienda en estado de pánico.

Otra afectada que ha asistido al acto de este viernes fue rescatado en el tejado de una vivienda colindante al torrente donde el agua se desbordaba. Se trata de una mujer que no podía caminar por fuertes dolores en una rodilla y que se encontraba en estado de pánico. Para rescatarla, los GEAS tuvieron que escalar hasta el tejado, sujetar a la mujer y acompañarla en el descenso.

Debido a la fuerte corriente de agua, el traslado de la mujer fue difícil y el equipo tuvo que acceder al otro lado del barranco con la rescatada mientras otros dos miembros rescataban a la hija de la mujer, también en lo alto del tejado.

Finalmente, también ha asistido al acto en la Delegación una familia que fue rescatada en el interior de su vivienda, donde habían quedado atrapados por la gran cantidad de agua, muebles y escombros. Se trata de una pareja de jóvenes con una hija pequeña.

Los GEAS los encontraron en la primera planta de la vivienda, de donde no podían bajar. Los especialistas de la Guardia Civil consiguieron subir hasta ellos y rescataron en primer lugar a la menor, de 2 años de edad. El traslado de la niña fue peligroso porque había que atravesar zonas con escasa visibilidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.