Una de las víctimas mortales de las inundaciones en Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca) es una madre que pudo salvar a su hija, de unos siete años de edad, antes de ser arrastrada por la corriente junto a su otro hijo, que en estos momentos está desaparecido.

Así lo han indicado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press. Al parecer, la mujer se encontraba con sus dos hijos en el interior de un coche cuando se produjo la riada.

Según han relatado testigos a las fuerzas de seguridad, la madre consiguió sacar a la niña del vehículo pero después el coche fue arrastrado por la riada.

El cuerpo de la madre ha sido hallado, pero el otro hijo, un niño de cinco años de edad, continúa desaparecido. Hasta el momento se han confirmado diez víctimas mortales a consecuencia de las graves inundaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.