NASA/JHUAPL/SWRI

A pesar de la enorme distrancia desde la Tierra, se ha demostrado un recorrido orbital eficiente para que un futuro orbitador de Plutón pueda también examinar después el Cinturón de Kuiper, incluso orbitando un segundo planeta enano.

Un equipo del Southwest Research Institute ha descubierto por primera vez cómo se pueden cumplir numerosos objetivos científicos clave utilizando las asistencias de gravedad del satélite gigante de Plutón, Caronte, en lugar del propulsor, lo que permite al orbitador cambiar su órbita repetidamente para investigar diversos aspectos de Plutón, su atmósfera, sus cinco lunas y su interacciones con el viento solar durante varios años.

También ha comprobado que, al completar sus objetivos científicos en Plutón, el orbitador puede usar la gravedad de Caronte para escapar del sistema sin usar combustible, y lanzar la nave espacial al Cinturón de Kuiper para usar el mismo sistema de propulsión eléctrica que usó para entrar en la órbita de Plutón. El objetivo sería explora otros planetas enanos y cuerpos más pequeños del cinturón de Kuiper.

“Esto es innovador”, dijo en un comunicado Alan Stern, el famoso científico planetario que lideró el estudio. “Anteriormente, la NASA y la comunidad científica planetaria pensaban que el siguiente paso en la exploración del Cinturón de Kuiper obligaría a elegir entre profundizar en el estudio de Plutón y sus lunas o expandirse examinando objetos más pequeños del Cinturón de Kuiper y otros planetas enanos en comparación con Plutón. La comunidad científica planetaria debatió cuál era el siguiente paso correcto. Nuestros estudios demuestran que puedes hacer ambas cosas en una sola misión: es un cambio de juego”.

El estudio diseñó el recorrido orbital de Plutón alrededor de docenas de maniobras de asistencia gravitatoria con Caronte. “Este recorrido está lejos de ser optimizado, pero es capaz de hacer cinco o más sobrevuelos de cada una de las cuatro lunas pequeñas de Plutón, mientras examina las regiones polares y ecuatoriales de Plutón utilizando cambios de plano. El plan también permite un encuentro extenso con Caronte antes de sumergirse en la atmósfera de Plutón para tomar muestras antes de que la nave use a Caronte una vez más para escapar al Cinturón de Kuiper para nuevos destinos.

El trabajo demostró que un sistema de propulsión eléctrica similar al utilizado por la misión Dawn de la NASA –primera en sobrevolar Plutón y actualmente en ruta hacia un objeto del Cinturón de Kuiper– podría alimentar al orbitador para permitirle volar a otros objetos conocidos del Cinturón de Kuiper, incluido uno de varios planetas enanos.

“De hecho, descubrimos que incluso es posible alcanzar y luego entrar en órbita alrededor de un segundo planeta enano en el Cinturón de Kuiper después de estudiar a Plutón” dijo el ingeniero espacial Mark Tapley, coautor del estudio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.