Foto: Reuters

Un centenar de presos se ha escapado este domingo de una cárcel de la provincia indonesia de Célebes Central en el marco de un motín provocado tras los terremotos y el posterior tsunami registrado el viernes en la zona, donde han muerto al menos 832 personas, según ha informado el diario local ‘Jakarta Post’.

Los reclusos provocaron un incendio en la prisión después de que el jefe del centro penitenciario les negara su puesta en libertad para que pudieran buscar a familiares y allegados en la zona devastada por el tsunami.

Las autoridades de la prisión han asegurado que “al menos 100 personas han logrado escapar de la cárcel” durante el motín y han indicado que la Policía está investigando lo sucedido. El incendio ha destruido gran parte de la prisión, por lo que el resto de presos tendrán que ser trasladados.

El citado medio señala que dos de los presos que escaparon aseguran que recibieron la autorización necesaria para abandonar la cárcel y buscar a sus familiares siempre y cuando notifiquen al centro penitenciario del lugar en el que se encuentran cada dos días.

Los servicios de emergencia han admitido este mismo domingo que el área afectada por la tragedia es mayor de lo que se creía inicialmente, por lo que prevén que el balance de víctimas siga aumentando a medida que pasan las horas. El sábado, el vicepresidente indonesio, Jusuf Kalla, advirtió de que el número de fallecidos podría ser de varios miles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.