Foto: Reuters

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha insistido este miércoles en que acabará “de una forma o de otra” con el derecho a la ciudadanía por nacimiento en Estados Unidos, asegurando que en ningún caso dicho derecho está contemplado en la Constitución.

“La llamada ciudadanía por nacimiento, que cuesta a nuestro país miles de millones de dólares y es muy injusta para nuestros ciudadanos, será finiquitada de una forma o de otra”, ha escrito en su Twitter un día después de que revelara en una entrevista con Axios que estudia aprobar una orden ejecutiva para acabar con este derecho recogido en la 14ª Enmienda.

El mandatario ha sostenido este miércoles que el derecho a la ciudadanía por nacimiento “no está cubierto por la 14ª Enmienda por las palabras ‘sujeta a su jurisdicción'”. “Muchos estudiosos están de acuerdo”, ha argumentado en defensa de su postura.

“Este caso será resuelto por el Tribunal Supremo de Estados Unidos”, ha asegurado en un mensaje posterior, en el que ha criticado a los “locos” demócratas por su política de fronteras abiertas “que trae consigo una delincuencia enorme”.

“El mundo está usando nuestras leyes en nuestro detrimento. Se ríen de la estupidez que ven”, ha denunciado, después de que la víspera asegurara que Estados Unidos es “el único país en el mundo donde una persona llega y tiene un hijo y el bebé es esencialmente un ciudadano con todos los beneficios”. “Es ridículo y tiene que acabar”, sostuvo. Axios le refutó, subrayando que al menos 30 países, en su mayoría en el hemisferio norte, conceden la nacionalidad por nacimiento.

El derecho a la ciudadanía por nacimiento está recogido en la 14ª Enmienda de la Constitución: “Todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de Estados Unidos y del estado en el que residen”.

Para introducir cambios en la Carta Magna, hace falta el respaldo de dos tercios de la Cámara de Representantes y del Senado y el respaldo de tres cuartas partes de los congresos de los estados en una convención. Sin embargo, Trump asegura que no sería necesario enmendar la Constitución sino que con una orden ejecutiva sería suficiente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.