Crece el malestar entre los agentes que conforman la plantilla de la Policía Local de Inca que acusan de “dejadez” al ayuntamiento ante la precariedad de su situación y la falta de medios con los que cuentan para hacer su trabajo.

Situación precaria que conoce el consistorio y que ha llevado al sindicato CSI-F (Central Sincidal Independiente y de Funcionarios) a presentar una queja por escrito ante el ayuntamiento dando cuenta de varios asuntos sobre los que piden una explicación.

En primer lugar, por el retraso en el cerramiento del perímetro del cuartel de la policía y que desde el Ayuntamiento excusan en base a la “falta de proyecto por parte del arquitecto municipal”. Una excusa que no le vale al sindicato pues esa hace meses que se arrastra el problema. Desde CSI-F se preguntan como es posible que un proyecto tan simple “requiera de tantos meses” y señalan, por contra, que hay dejadez del ejecutivo en esta materia.

“Además”, señalan, “conlleva un riesgo ‘gravísimo’ de sustracción de armamento y munición y, que para más inri, los sistemas de grabación de las cámaras de seguridad llevan más de un año estropeados”.

Según detallan en su escrito hace “ya más de un año se presentó, por parte de este sindicato, un escrito solicitando aumentar las medidas de seguridad en las instalaciones policiales y no se ha realizado ningún cambio o modificación”.

Otro motivo de queja hace referencia al problema de la plantilla de personal de la Policía Local ya que, explican, hubo un compromiso por parte del equipo de gobierno de incrementar el número de agentes a razón de cinco por años durante 2017-2019 (hasta llegar a aumentarlas en 15) pero también esto se ha incumplido. De hecho, el primer año -siempre acorde las explicaciones dadas por el sindicato- se contrataron tres agentes pero, aún así, la plantilla se redujo debido a la “estampida de agentes a destinos mejores y a la jubilación de otro”.

Y siguen sin respuesta en lo que a la previsión de creación de plazas nuevas para 2019 se refiere pues la única contestación que reciben por parte de los regidores son del tipo “no sabemos aún… tenemos que reunirnos con el equipo de gobierno”.

Al parecer, en diciembre de 2017 el alcalde se comprometió a crear un Plan Estratégico para “solventar los problemas y carencias de la policía local en el que los delegados sindicales realizaron un arduo trabajo estadístico del movimiento de población de la localidad a fin de realizar un cálculo del número de agentes que necesitaría la plantilla para cubrir todo tipo de servicios o mandatos” pero lo único que parece cierto es que para 2019 “solo pretenden convocar tres plazas de nueva creación”, lo que califican de “cosa inaudita dado el índice de trabajo que surge a diario y que tienen que cubrir los agentes”.

Y también hay descontento por los llamados “servicios concertados”, es decir, los destinados a cubrir la falta de personal para atender los servicios, ya que la cantidad que re reciben quienes prestan esos “servicios concertados” es un 15 % más barata que el precio de las horas extras estipuladas. Y critican al consistorio por aprovecharse “de las necesidades económicas de los agentes” que tienen que hacer un “sobresfuerzo” muy elevado “para hacer frente a sus deudas ,hipotecas ,hijos en edades universitarias, etc”.

Un estudio sobre los ánimos de la plantilla llevado a cabo el pasado año salió desfavorable y “después de este año de sacrificio personal de los agentes estamos seguros  de que si se realizase un nuevo estudio daría unos valores mucho más elevados. Hacer constar que hace varios días un agente de esta plantilla sufrió un síncope por estrés motivado, en gran parte, por el estrés laboral al que están sometidos los agentes de esta plantilla de policía local”, indican.

Y añaden: “Se ha tenido constancia del gasto realizado este año en horas extras y servicios concertados, alcanzando hasta el 31 de Agosto la cifra de 145.000 euros”, una cantidad que “sin duda” será mayor al finalizar el año y que “equivale a lo presupuestado para la contratación de unos 6 nuevos agentes”.

Por todo ello, el sindicato solicita al ayuntamiento que se “replanteen” su posición y demuestren “que no existe dejadez hacia este colectivo”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.