Una discusión por el lugar en que se hallaba estacionado un vehículo a punto estuvo de acabar en una tragedia después de que uno de los implicados pagara a un matón para que acabara con la vida de la persona con la que había discutido.

Los hechos ocurrieron sobre las 19:00 horas de ayer en el pasaje de Can Fosser, en la barriada de ‘Corea’ cuando un hombre llamó la atención a un vecino porque hacía ya cuatro días que tenía el coche estacionado frente a su casa, justo delante de su ventana, y le exigió que lo retirara.

El propietario del coche, por su parte, contestó que no iba a retirarlo a lo que el vecino le respondió que iba a contratar a alguien para que le matara, amenaza que el otro no se tomó muy en serio hasta que poco después apareció un individuo armado con un cuchillo y se abalanzó sobre él con idea de clavárselo.

Comenzó así una persecución por las calles de la barriada que se prolongó durante varios minutos, hasta la llegada de motoristas del Grupo de Actuación Preventiva (GAP) que lograron reducir al agresor.

Varias patrullas más de la policía tuvieron que sumarse al operativo debido al gran revuelo que se montó en el barrio y a la gran cantidad de curiosos que salieron a la calle para interesarse por lo que ocurría.

El agresor resultó ser un conocido del que había proferido la amenaza y que tiene problemas con las drogas. Al ser registrado se le encontró encima una cantidad de dinero que supuestamente era la que había percibido para acabar con la vida del propietario del coche.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.