Los juegos de mesa potencian el contacto social y la comunicación en personas mayores, al tiempo que estimula la satisfacción emocional y la seguridad, según ha recordado el jefe de la Dirección Asistencial de Sanitas Mayores, David Curto.

Además, jugar en contacto con otros permite hacer una valoración ajustada de uno mismo y de los demás, ampliando el conocimiento del entorno; los juegos cooperativos son adecuados para promover los mensajes positivos y reforzadores dentro del grupo, ha manifestado Curto.

Este tipo de juegos “son un recurso que se puede usar para promocionar el ocio en la tercera edad y mantener las capacidades cognitivas y físicas de los mayores, por lo que, además de los beneficios sociales y emocionales, ralentizan el proceso de deterioro cognitivo”.

A su vez, mejoran la movilidad y agilidad, pues todos aquellos juegos que requieren coordinar los movimientos del cuerpo, movilizar de forma pausada las articulaciones o realizar estiramientos, “contribuyen de forma muy positiva a mantener las habilidades sensoriales y motoras, lo que potencia el conocimiento de uno mismo y del mundo”, ha aclarado.

También, cualquier tipo de actividad lúdica estimula la percepción sensorial, y ejercita las habilidades cognitivas, ya que los juegos de preguntas y respuestas y aquellos que requieren atención y concentración ayudan a mejorar la memoria.

Por último, ofrece nuevos entornos para el aprendizaje, en concreto, los ambientes estimulantes generados por la actividad lúdica facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Lucia Calviño, terapeuta del centro Sanitas Residencial Mirasierra, incide en que “jugar ha de ser siempre una elección libre y cada individuo tiene sus preferencias”. Por ejemplo, al hacer un puzzle se trabaja más la capacidad de viso-construcción, mientras que en el bingo se trabajan más la memoria numérica, pero ambos sirven para trabajar la atención y la motricidad fina”.

Por todo ello, Sanitas Mayores lleva a cabo una serie de actividades para promocionar el juego entre los residentes a través de una competición con juegos de mesa en formato “gigante”. Así, los centros contarán con parchís, oca, cartas y dominó para que las personas mayores puedan jugar de una forma diferente a los juegos que conocen de toda la vida durante dos días a la semana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.