Unos 600 CDR han pedido hoy en Barcelona la dimisión del presidente catalán Joaquím Torra y del consejero del Interior, Miquel Buch, durante la manifestaicón que han llevado a cabo para conmemorar el primer aniversario del referéndum del 1-O. La marcha que ha empezado a las 12.00 horas en los Jardinets de Gràcia y ha terminado pasadas las 14.00 horas en la Bolsa de Barcelona, donde dos personas se han encadenado hasta que la concentración se ha disipado.

Los centenares de manifestantes han avanzado detrás de una gran pancarta que decía ‘Tumbamos el régimen. Votamos independencia’, con ‘esteladas’ y gritando consignas como: “1 de octubre, ni olvido ni perdón”, “Presos políticos, libertad”, “Las calles serán siempre nuestras”, “Somos república”, “Independencia”, “Votamos, ganamos”.

También han exigido en muchas ocasiones la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch, y algunos manifestantes también han hecho lo mismo con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Los manifestantes han avanzado por el paseo de Gràcia hasta la calle Provença, después han bajado por Rambla Cataluña, donde han enganchado pegatinas a un par de oficinas de entidades bancarias, y luego han cogido la calle Aragón y el paseo de Gràcia hasta llegar a la oficina de la Bolsa de Barcelona.

DOS ENCADENADOS

La cabeza de la manifestación ha llegado delante del organismo bursátil cerca de las 13.15 horas e inmediatamente dos personas se han encadenado en las puertas y un centenar se ha sentado a su escalinata bloqueando el acceso.

Durante la sentada, que ha durado una hora, los manifestantes han seguido cantando consignas como: “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, “Anticapitalistas”, “Ante la represión, acción directa”, “Buch, dimisión” y “Adri, te queremos en casa” –en referencia a un CDR huido en Bélgica– y han lanzado botes de humo.

Pasadas las 14.00 horas, el centenar de personas se ha levantado de las puertas de la Bolsa de Barcelona y la concentración se ha disipado, quedando aún el paseo de Gràcia cortado entre las calles Gran Via y Consell de Cent, y decenas de personas en la calzada.

UN PERIODISTA SALE PROTEGIDO POR MOSSOS

Instantes después, los Mossos han tenido que proteger al periodista Cake Minuesa al ser increpado por un grupo de manifestantes y para evitar que el incidente fuera a más, aunque todavía no consta denuncia formal, ha informado la policía catalana a Europa Press.

Según ha explicado Minuesa en un apunte en su Twitter, los manifestantes de los CDR le han lanzado piedras y botellas de agua, le han propinado patadas, le han escupido y le han llenado de spray.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.